miércoles, noviembre 29, 2006



Hay noches en que logras colmar mi alma tan solo con la suavidad de tu luz...mi cuerpo se torna sereno y calmo, mis pensamientos se vuelven claros y una sonrisa cristalina se dibuja en mi rostro....

Otras tantas... al mirarte siento un vacío inmenso incapaz de llenarse, siquiera con el amor más puro. Quizá por que veo en tí, una sinceridad aterradora. En un mundo, donde la mentira es el pasaje más sencillo a la felicidad,y para la gente, inventar realidades es parte de una rutina, Tu pureza congela mis sentidos.

Sin embargo, ¡ tantas cosas te debo a tí !, tantas noches, bajo el umbral y acompañada por tu luz, logré dar vida a aquellos sentimientos que yacían presos en mi alma. Personificándolos sobre un papel, pude recomponer parte de mi historia, que no tenía cuerpo, ni forma... palabras que no encontraban lugar, en este laberinto de ideas que es la mente humana, se convirtieron en pasajes fundamentales, dignos de ser releidos una cantidad infinita de veces, en un poema de amor...

1 comentario:

Pablo dijo...

Se me puso la piel de gallina ,,,esas palabras son como susurros al oido en un silencio infinito...hace mucho que no pasaba y me disolvi en tu lectura otra vez.... no dejes de sacar pedazos de tu vida a la luz... me pones muy bien rusa... Beso

Te quiero Pabli