domingo, diciembre 30, 2007




El silencio reinaba en la sala; no volaba una mariposa en aquel cuarto ni brillaban las luces de los autos por la ventana. Ya no se olìan los sahumerios de patchouly, ya no encendìan las velas de la nostalgia. Ya no. Un sol gris despuntaba a lo lejos y el silencio creaba abismos entre la razòn y la locura.

Un libro abierto sobre las sàbanas, una pluma con tinta reseca pendiendo de su lomo y un adiòs escrito con làgrimas.

Vida pecaminosa para algunos; dicen, los que poco (o mucho) saben, que los poetas son cìnicos y locos... ¡Locos por naturaleza! Artistas con vicios de explorar lo que existe màs allà de las palabras, los hechos y las historias.

La poetisa ha muerto al alba.

Sus dedos apretaban con fuerza una pena... atragantada en lo màs profundo de su corazòn. Otra vez se equivocò, puso en juego su alma y la perdio... en las manos de un tirano que le hablò de amor, como si se tratase de ofrecerle caramelos a un niño. La hizo llorar, un poco de rabia otro poco de dolor... tan difìcil es querer sin perder el equilibrio y caer...

Y ahora ya no le escribirà màs al maldito amor... ahora ya no hablarà de mariposas de colores... porque la poetisa ha muerto... ha muerto de dolor, la poetisa ha muerto y no quiere revivir, quiere dormir. Dormir y despertar lejos.

Lejos de èl y lejos de las penas que no la dejan respirar.
De poetas... de poetas muertos y poetas vivos

sábado, diciembre 29, 2007


Lo que se ama nunca muere

lunes, diciembre 24, 2007

Triste historia de amor de dos seres alados


Triste historia de amor de dos seres alados que no supieron darse màs que eternas poesìas.
Seres endemoniados por el furor de sentirse ágiles en el lecho de las palabras; seres de carne sin huesos, serès frágiles al eclipse del sol y susceptibles a la luz tenue de la mañana.
No es sencillo comprender el abismo que encanta y asesina a la vez: ayer fueron canción, melodía, prosa y hasta el suspiro enamorado de una gaviota pasajera; hoy no son màs que cenizas que se esparcen en colchones ajenos y que amargan las sonrisas a la hora de recordar.
Las espinas aùn estàn clavadas en el pecho de aquellos amantes cobardes y duele recordar lo que no fue. Sangra la herida cuando se recuerda, sangran las manos al acariciar la gloria que nunca alcanzaron.
Anida la mentira en los ojos desmaravillados de los fugitivos del corazón y ahora no queda màs que soñar con un pasado sin desencuentros. Ambos duermen en almohadas lejanas, besan labios con sabores deleitantes y embriagadores y juegan a enamorar caricias que no les pertenecen. Ahora la luna entera cabe en su pecho: aman otras costumbres, otros tiempos y hasta otra rutina... ahora añoran la felicidad en abrazos que no se marchitan.
Fueron materia de un solo cuerpo y ahora son cuatro mitades, que de vez en vez se hacen dos en un hermoso ritual de amor.
Ya no existe el desasosiego de creer que el amor es eterno en tiempo y forma. Ya no existe el aroma a la piel sedienta de comprender que la verdad es la mentira màs piadosa... Ya no existe lo que no debe ser.

sábado, diciembre 22, 2007





Como el agua que se escurre hacia el infinito, debajo de una grieta ahuecada desaparecen las cenizas de un viejo amor...

Se esparcen entre los deseos incontenibles de volver atràs y su vez, de adelantar los relojes de la nostalgia miles de años hacia un futuro verde; oscuro tal vez... (verde oliva, aceituna, pero nunca... y oiganme bien ¡¡NUNCA!! militar).

Hoy mis manos no intentan tapar el hoyo, màs aùn... dejan de que el agua fluya y se escape. Dejan que las gotas salpiquen los ojos... salpiquen y caigan por el rostro y asì, solo asì sentirse làgrimas.

Mis dedos cazan mariposas, y se distraen... mis uñas capturan el aire y el polvo màgico del presente. Y aùn asì el agua se va... porque no se puede evitar.

martes, diciembre 18, 2007

Serà que a veces - a lo lejos - podemos percibir que una estrella vuelve a brillar. Una estrella que florecìa en cada primavera, y le quitaba espacio al silencio del eterno firmamento. Brilla con suavidad, intentando alumbrar claramente pero sin enceguecer a los ojos curiosos que se deleitan con el espectàculo... Tal vez ayer hubiese preferido cerrar el vidrio, mover la cortina y hacer como si nada sucediese... pero hoy no, no hay espacio para la nostalgia ni los sentimientos que en el pasado deben morir. Esta vez deseo profundamente que aquel astro llegue a su màximo esplendor, deseo que irradie la luz que me paralice y me devuelva la sonrisa perdida tras los rayos de aquel sol que alumbraba tan solo en invierno.

[...]

sábado, diciembre 15, 2007

Cantor que canta al amor,
de tanto amor se confunde,
y se queda sin amor,
¡por esa puta costumbre!




Estrofa de "Cacho de Buenos Aires"
Letra y mùsica: Cacho Castaña

lunes, diciembre 10, 2007

Bajo un cielo estrellado me recostarè, acunando mis suspiros en el pie de una montaña infinita. Le hablarè al silencio de mi pueblo natal, de mi madre, mi abuela...le contarè del Paraìso que nace entre los pastos cortos de mi morada y hasta puede que le recite alguna que otra poesìa.
Mis latidos no seràn màs que la respiraciòn de un ocaso, y sus colores abrillantados seràn la excusa perfecta para no volver.
Me encantarìa que respiraras ese instante conmigo, que ese aire seco envolviera tus sentidos hasta hacerlos perder la razòn... El tiempo se esfuma entre los dedos pegoteados por el sinsabor de la lejanìa. - Un año resta...-
Las montañas, el silencio, la paz, el cielo transparente, el aire puro, la independencia, la pintura, el ocaso, los amaneceres desvealada, los pies descalzos sobre el pasto hùmedo: mi destino.
-Un año -
Quizà mi destino se vuelva tuyo ,y esa tarde, partamos juntos hacia el horizonte,
o tal vez... ese instante te arraigues con firmeza a otros brazos, y miràndome a los ojos me digas que eres feliz... y me tocarà entender, que los sueños de niños, no siempre se pueden compartir.

viernes, diciembre 07, 2007

Me di cuenta que si no estàs,
- las estrellas dejan de ser estrellas y se convierten en puntos insìpidos que decoran un telar oscuro.
No hay magia en las mañanas, ni arco iris coloreados en el cielo. No existe poeta capaz de llenar ese espacio vacìo entre la tinta y el arte, entre el paraìso y la simpleza carnal... Hasta Silvio lo supo cantar, y me hablò en su canciòn de los restos de humedad... Ahora encuentro la agonìa en cada gota de rocìo que adorna el pasto primaveral. El perfume de los tilos, la hermosa luz de la luna... el silencio en las calles desoladas y el candombe de sensaciones antagònicas; arrancarìa mi corazòn del pecho para que con sus latidos no entorpezca la hermosa sinfonìa de recuerdos
- Hoy me desvela la luna, y aunque intento no pensar, mi cabeza es un constante cascabeleo -
Necesito desaparecer. Por un tiempo, un largo tiempo. -

No creas que no te amè, que los versos escritos y recitados a los oìdos atemorizados fueron frases ocurrentes... Te amè y te amo, con mis mil defectos, te amè hasta que las dagas del error hurgaron en mis muñecas... Te amè hasta que las làgrimas se convirtieran en las olas de un mar furioso... Pero esta es mi manera de amar...
Te regalo hoy las ùltimas estrofas que puedo enseñarte... Ahora solo quiero descanzar sobre una roca, hasta que mis pàrpados caigan rendidos de cansancio. La batalla que disputan los sueños, tiene como recompensa el Siempre. Me voy hacia un horizonte sin fronteras... para liberarte asì de este amor que transita calles opuestas... y no quiere apagar sus cenizas en el vaivèn desprolijo de los humanos. - Perdòn por el dolor de ayer.















jueves, diciembre 06, 2007


Cuando el cielo se rìe de las sombras y dibuja garabatos de colores para entretener a los ojos curiosos que lo observan, me alegra estar viva.
Cada ocaso toma una forma diferente: algunas veces es una pluma, otras un ave, un pez, una P, un papel, una estrella, una vela...
Lo extraño es que tome la forma que escoja, siempre me recuerda a tì. Siempre tiene el brillo de tus ojos, siempre tiene el calor de tus manos.
Cada ocaso rebelde es el susurro de tu parpadeo. Tal vez por eso me alegre estar viva, y disfrute el instante en que el firmamento se transforma en la paleta de un artista... porque en cada ocaso te descubro... tan cambiante e inestable como mi piel, tan presente como ausente... tan hermoso como de costumbre y màs aùn.
- Hoy nos volveremos a encontrar, en MI ocaso, TU ocaso, el ocaso que nos mantiene VIVOS... y no nos deja caer en el ahuecado instinto sin razòn -

martes, diciembre 04, 2007



Ven pequeño, corre hasta aquì, que te acobijarè en mis brazos y te arroparè hasta que el sueño venga por tì. Duerme hasta que el alba despunte con su brillo, duerme... que nada malo te sucederà; mis brazos son suaves gigantes que te protegeràn de todo lo que no deseas ver.
Te has dormido ahora y suspiras apretujàndo tu rostro contra el calor de mi pecho. Es que la ciudad de noche es frìa, y el gobierno es el invierno màs crudo que nos toca soportar. Creo que sueñas algo bello, sonrìes sin abrir tus ojitos. Me detengo a mirarte: eres tan ìnfimo y pequeño que hasta siento, caberìas en la palma de mi mano. Anhelo que vivas asì, en mi palma... durmiendo y jugando sin pensar que debes salir a trabajar.
Los niños son niños, y su lugar es la escuela.


Caminar entre las olas inmensas de este mar, resistiendo la marea furiosa que intenta envolvernos y arrastrar nuestros cuerpos mar adentro; hacia la nada, hacia el todo, hacia el pasado...

La canciòn te arrancò de mi pecho, llorando un adiòs que no esconde un "hasta luego", apunando mis oìdos que no escuchan màs que los gritos del silencio en soledad.
¿Cuànto màs?
Puedo sonreir y amar, amar con sinceridad, entregando mis latidos en cada instante... pero cargo sobre mì un dolor que es inmenso... un hueco que se hace cada vez màs grande con el paso del tiempo. Anida en mis pensamientos, los habita constantemente... siempre vuelve a mi pensar, porque allì vive, en el recuerdo.
Serà que nada es màs terrible que no llegar a comprender, no encontrar consuelo en la lògica.
Es que la lògica no existe.
Y aunque parezca raro, el bicho necesita tiempo para brillar y ser una mariposa.
Poder seguir adelante tambièn lleva tiempo, aunque no vayamos a convertirnos en mariposa, solo volver a ser felices por completo.
Còmo duele descreer
en la vida, en la justicia
y en el àngel protector de los niños.
Còmo cuesta vivir.

lunes, noviembre 26, 2007

(Luces apagadas, la sala en silencio. Entra en escena la muchacha de ojos avellana.)
"Ahora què? Tu recuerdo se suicida en un abismo y mis ojos mueren sin querer respirar. Comprendo que el presente no aguarda por mi sed y de ser asì, no deseo que el mañana grite tu nombre. Es hora de reconstruir el pasado compartido (ese pasado que habìa caìdo en el mar de làgrimas dolidas) y modelarlo, para que vuelva a sentir, a latir como si fueran potrillos galopantes, a reir... y ahì, ¡En esa milèsima de segundo, matar la presencia de tus palabras!. Aunque duela, aunque haga sangrar la herida, prefiero que los restos de aquel fuego se apaguen con mis làgrimas y no con la lluvia que hace desaparecer a los amantes cobardes. Es hora de que el reloj marque las doce y el juego de las insinuaciones ponga su punto final.
Escapar juntos hacia la nada (¡hacia el todo!) o dejar escapar lo que no pudo ser. ¿y sabès? hay que tener agallas inmensas y alas gigantes para apostar el corazòn a una ruleta inestable que empapa de dicha los dìas, pero cuando se va nos deja en la oscuridad de la ausencia. Nos queda dejar escapar... ¿verdad?."

Silencio. Que se cierre el telòn y se apaguen las luces... ¡La obra ha terminado!

miércoles, noviembre 21, 2007

Todo es tan extraño.
Siento la necesidad de huir, correr desesperadamente hasta que la respiraciòn abandone mi pecho, desaparecer tras mis pasos... sin mirar atràs.
Sin embargo, mis pies no se despegan de la superficie. Se rehusan a hacerlo. Se niegan. Se sujetan con fuerza.
Como si fuesen raìces que idolatran su tierra.
Asì, con esa furia.
Pero no importa... no me importan los pies. Mi cuerpo tiene manos, dedos, ojos, boca, nariz... ¡le regalo al presente los pies! Que haga con ellos un tapiz, un libro, una rosa... o tal vez, prefiera asesinarlos, desgarrarlos con furia y tirarlos al mar (¡JAAA! el poeta tiene en sus palabras la violencia del silencio).
Pero tan solo son pies. ¡PIES, PIES, PIES!. No los necesito.
Hace tiempo vivo sin corazòn ¡Y acà me ven! grito, lloro, muero, nazco... como si lo tuviera.
Pero ahora que lo menciono, ¡tan distinta era la vida cuando lo tenìa!. Escribìa con su consentimiento... cada estrofa llevaba su marca y los poemas eran tan dulces como su presencia. Vivìamos en plena armonìa... hasta que llegò un poeta.
Un poeta de cielos claros y manos tibias, de imaginaciòn inmensa, de besos que enamoran sin tocar los labios... ¡un poeta enamorado de la guerrilla!¡Un poeta loco! (tanto o màs que yo).
Y sin dudarlo le regalè mi corazòn. Lo arranquè de mi pecho con dolor...(con ese dolor que duele y encanta a la vez), y sintiendo la sangre caer sobre mì, se lo dì y besè su mano.
El poeta lo tomò con fuerza, lo estrujò en su cuerpo y me hablò de amor. Hasta creo que nos besamos algunos instantes... pero bien no lo recuerdo.
Ahora no està. Se cansò de la tormenta de mi cielo... (el debiò entender, estoy loca, como su risa, sus ojos, sus dedos... ¡como èl!)
El poeta se llevò su pluma hacia otro jardìn, y mi corazòn arrastrando detràs de la tinta de sus recuerdos.
Y ahora escribo, escuchando la batalla de mentiras sinceras entre mi mente y el poco corazòn que me ha quedado. Ahora espero que un poeta ¡loco y enamorado! me regale el suyo. Tal vez pueda vivir asì... recordando lo que he perdido, pero enamorando mis palabras con un nuevo corazòn -

miércoles, noviembre 14, 2007

En la distancia pensarè en tì y recordarè los sueños que de niños escondimos bajo las piedras. Oirè tu voz en el eco de las montañas, beberè el agua de un lago y tendrà el sabor de tus làgrimas y en la savia de los àrboles encontrarè la sangre ferviente que cae sobre tu piel... tal vez, el dìa en que la rutina asesine al poeta.
Mañana, aunque duela, estaremos lejos. Un cielo estrellado nos separarà y un rìo profundo velarà por la lejanìa de mis penas.
Nuestras miradas fueron cristalinas y supieron desenmascarar a la realidad. Vivimos la alegrìa de los sueños y fuimos capaces de sonreìr aùn en las tardes de lluvia. Pero el hombre es cobarde, y ni tu ni yo, fuimos la excepciòn. Tal vez por eso te recordarè y en mi puño esconderè la espina que arranquè de tu pecho y que con rabia clave luego en el mìo, hasta sentirme desangrar en la ùltima estrofa.
Te escribirè (como ahora, como siempre) hasta que me sorprenda la luna, puesto que mis palabras te haràn inmortal, y arrastraràn tu recuerdo a la luz, para que no se sumerja en el manto del olvido. Te regalarè (aunque a la distancia) mis poemas, tal vez en ese instante mires una estrella y me recuerdes... hasta quizà sonrìas, y asì.. y solo asì, serè feliz.
Y si mañana estamos lejos, tan lejos que no oìr nuestra respiraciòn, tan lejos que no percibimos el estruendo de nuestra carcajada... serà porque hoy, nuestra ruta alejo sus senderos y vada uno se echò a volar. Mis pasos no se enlazan con los tuyos y mi pluma no tiñe su cuerpo en tu tintero, sin embargo estàs presente, tan presente como el aire. Porque asì tiene que ser, asì tuvo que ser desde un principio... aunque cueste. No nacimos para estar lejos, ni para estar callados. El amor es superfluo... hoy està, pero mañana volarà... pero màs allà del amor, existe la conexiòn y eso no debe perderse.
Tal vez en la vida anterior fuiste flor, y seguramente yo fui planta... o tal vez fuiste estrella de mar, y yo agua salada... La naturaleza dispone sus componentes en grata armonìa. Jamàs me atreverìa a romperlo. Porque asì tiene que ser, asì tuvo que ser desde un principio.



-Marìa Belèn-

martes, noviembre 13, 2007

Niño con ojos de mar, de mar con espuma blanca en su orilla.
Niño pequeño y coloreado, que no esconde mentiras tras las pupilas de la noche.
Niño enemigo del olvido y amante del ayer.
-Atiende mis plegarias-
Niño que me atrapa en su vaivèn de palabras simples, que me introduce en su bolsillo y me deja dormir entre su pùa, su papel y la magia de chasquidos en sus dedos.
Niño que me lleva en su crepùsculo desesperado. Niño rojo, azul, negro, amarillo... niño latinoamericano... niño de manos frìas y corazòn gigante...
Niño del nunca y del siempre. Niño de la eternidad.
Siempre seràn mis versos su juguete perdido y mis vocales perdidas caeran en el abismo de su nombre.
Niño minùsculo, gigante, brillante, silencioso.
Se convierte en làgrima cuando quiero llorar y se transforma en los labios de la dulzura cuando sonrìo con firmeza.
Niño- Hombre- Àrbol- Luz- Canciòn- Poeta- Mi niño anda descalzo y no teme a las espinas. Abre los ojos y las pisa una y otra vez, siente la sangre caer al piso, siente a la tierra entrando por su piel... pero rìe y siente un dulce sabor en su lengua. Rìe a carcajadas... y sì, yo sonrìo imaginàndolo, siempre tuvo ese sarcasmo masoquita a flor de piel.
I D E A L I S M O - I N C O N S T A N C I A
Eterna inocencia -

domingo, noviembre 11, 2007


Esta informaciòn me la enviò una compañera del curso de DDHH y me parece sumamente necesario darla a conocer...
PARAGUAY
CONECCIONES DE REDES DE TRATA DE BEBES PARA RITOS SATANICOS
IMPIDEN LA MUERTE A UNA BEBE RECIEN NACIDA QUE ERA DESTINADA PARA UN RITUAL


Paraguay Lambaré :La fiscal Paraguaya Gladis González tiene a su cargo la investigación de este espeluznante caso que tiene similitudes con Argentina en la provincia de Corrientes localidad de Mercedes, donde una comisión del Programa de Prevención de la trata de Personas y asistencia a sus Victimas dependiente del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación investiga las muertes de Bebes , Niños y adolescentes victimas de trata para ritos satánicos tras la denuncia realizada por la Casa de Derechos Humanos de Curuzu Cuatia Corrientes que preside la Hna Martha Pelloni ,presidenta Honoraria de la RATT. RED NACIONAL ALTO AL TRAFICO , LA TRATA Y A LA ESCNNA


Siguiendo la investigaron en el país vecino sobre el frustrado crimen de una Bebe reciñe nacida en medio de una ceremonia satánica, los agentes de Policía a cargo del Comisario Fleitas procedieron a la detención de un sospechoso Andres Saldivar Pastor evangélico que manejaba la información.
Entre los sospechosos de la entrega de la Bebe surge la mama quien esta retenida en el Centro de Salud de Lambaré con custodia policial.
Fuentes extraoficiales aseguran que el bebe iba a ser entregado a cambio de una suma de dinero a una secta para una ceremonia religiosa para un sacrificio.
En el allanamiento se encontraron rollos de fotos y videos donde se evidencia la intención de filmar el acto.
La fiscalia ordeno la inmediata detención preventiva de la mama y custodia policial.
Actualmente el estado de salud del recién nacido es estable y se encuentra internado en el Centro de Salud de Lambaré.

Fuente : Comisario Gilberto Fleitas (Jefe Homicidios )



Amar la vida



¿Còmo pueden quitarle la vida a un ser tan ìnfimo e indefenso?Un bebè es la vida pura, sin maldad, sin pecado...un bebè no conoce la discriminaciòn, no sabe cuàl es el significado de "ser diferentes"y no lo sabe, porque acaba de salir al mundo, de abrir sus ojitos... y claro, ahì estamos los grandes que creemos saberlo todo, para arruinarlo. A los niños se los protege porque son pequeñitos, y necesitan tomarse de nuestra mano, y màs aùn a los recièn nacidos. En ninguna mente - siquiera la màs siniestra- cabe la posibilidad de asesinarlo, de quitarle la oportunidad de crecer, de conocer què hay màs allà de la cunita...
¡Cuànto nos falta a los humanos crecer, para darnos cuenta que no somos los reyes del universo!.

http://www.unapuertaalalma.blogspot.com/
Marìa Belèn

domingo, noviembre 04, 2007

- La mariposa y Amèlie -

Mariposa que escondes en tus alas caricias olvidadas
- ven por mì -
Vuela sobre mi cabellos, revuèlcate en èl, despèiname con furia y no te vayas nunca.
Sedùceme, dèjame nacer con tus colores...
y màtame.
Con delicadeza, con rabia, con dolor. Màtame.
Asesina mi piel, mis besos, mi parpadeo y mi andar.
Mi agonìa està en tus manos, ùsala; mi destino cuelga de tus suspiros... decìdelo.

Mariposa de miel, niègame que te iràs, pero acepta que es mentira.
Mìrame a los ojos sin esconder una espina. Dèjala a la luz, solo asì perderà su oscuridad... pero no te escondas.

Mariposa de colores nìtidos ¿dònde vas?, tu nido ha sido mi almohada y hoy lo es el viento. Has dicho que volverìas... Mi luna es plateada solo si en ella se reflejan tus alas... ¿Hacia donde te lleva el despecho?
Anda mariposa, no me quieras dejar. Soy Amèlie y tù eres mi sombra, mi cielo, mi sol, mi desvelo arrogante y mi recelo...

¿Hacia dònde mariposa? ¿Dònde vas?



- Marìa Belèn -

martes, octubre 30, 2007


Morocha de pies descalzos que sumerge sus pupilas a orillas del Nilo, y en el agua fresca, enjuaga su cabello de princesa destronada. Morocha con belleza de cristal, con mirada de horizonte desdibujado , con sonrisa de estrella de otro cielo y ninfa de otro siglo...

Acà estàs, desde el inconsciente de mi amistad... presente en mi poesìa.


Te llevaste mis lunas, mis cielos con crepùsculos empapados de sonrisas y me dejaste sin notarlo un pestaneo silencioso. Me enseñaste que en el silencio se encuentran las respuestas olvidadas en los gritos. Te dejaste mimar...

Te regalè una y mil veces mis làgrimas que se fusionaron con el parpadeo de tus ojos brillantes, a cambio.. un mate dulce capaz de aliviar hasta al corazòn màs dolido...


- Un sahumerio, una sesiòn de visitas guiadas para la mente hacia el màs allà, y una mùsica que nos transporta a lo desconocido. Receta justa para un singular vuelo a la calma-


Sirena de sueños nìtidos.

De campos en flor, de làgrimas dulces y corazòn fràgil.

Pompa de jabòn brillante, cenicienta de un cuento fictìcio.

Amiga del ayer y eterna enemiga del mañana...



-



Y asì fue, que esta pequeña sìlfides se arraigò a mi locura, sumando su incondicional abrazo a este camino desalineado.

Hoy su presencia es màs constante que mi sombra, hoy su sonrisa es una flor en el desierto...

Hoy, sonrìo al ver una estrella fugaz, porque me recuerda a la amistad que me regalò el cielo una vez...



Te amo amiga, hasta el infinito...




miércoles, octubre 24, 2007

Antagonìa del tilo y la noche...


Bajo la copa de aquel àrbol de tilo anoche me sentè a pensar y comprendì que cuando las hojas obstruyen el cielo es imposible ver las estrellas. Tan difìcil es regalar suspiros sabiendo que los sueños anidan en almohadas ajenas, que me niego a besar la sombra del recuerdo.

La primavera deleita a las almas con la fresca brisa del rìo y arrastra a los cuerpos a la màs profunda reflexiòn. Tal vez mi felicidad està màs allà de las raìces de este tilo añejo que hoy es testigo protagònico de mis anhelos.

Tal vez.

Pero no lo deseo.

Ahora soy prisionera de este àrbol y no hago màs que inmortalizar su amor en mis poemas. En ellos, ni el màs bello colibrì puede quitàrmelo; siempre serà mìo entre mis versos, siempre su presencia nacerà y morirà en mi pluma, siempre aparecerà en el abismo despistado de mi inconsciente aunque se niegue a dormir en mi noche y a hamacarse en la locura de mis actos.


La razòn acepta la presencia de ese hermoso colibrì... y le da calor, y lo deja anidar en sus sueños. ¿Y el corazòn?


El alma del tilo se rehusa a oìr el canto del viejo zorzal que no desea adormecer su vuelo aùn.

¿Còmo hecharse a volar si mientras besa los campos reza a su dios imploràndole por la lluvia?



La antagònica respuesta a los latidos de la tierra. Enseñame a luchar o dejame morir...

viernes, octubre 19, 2007

Si ayer tu alma desalineada navegaba entre mis versos y mis besos se calaban en tus suspiros...
¿Dònde estàn las mariposas que juraban eternas primaveras?.

Aquellas noches eran fràgiles como el cristal y las estrellas heredaban el aroma de miles de margaritas, que sin chistar, narraban sus poemas a la luz de la luna.

El agua era calma y turbulenta a la vez, y en cada burbuja me recordaba que tu nombre estaba latente en mis pensamientos.


- Y en ese barco de insertidumbre navegàbamos sin temor - En ese barco donde todo era fantàstico y se alejaba de la rutina mortal, en ese barco donde los besos eran suaves caricias al alma -

-¿A dònde se han escondido los sueños que nos regalamos?¿En dònde anidan los suspiros que cambiaste por silencio?-

La necesidad de compartir su destino lo llevò a sumergirse en los pliegues de una trenza que solo condujo su cuerpo hacia lo normal y comùn. Y ahora, no hallo en tus ojos màs que palabras bellas hacia el mirar de aquella alma desconocida; su cìrculo perfecto disminuyò las fronteras hasta que fuesen sencillamente su piel.
¿y màs allà? ¿Existe la vida lejos de su cuerpo?


La luna me susurrò que el amor no tiene espacio para poetas.
Poetas que, desanimados, arrancan sus alas para no volar y cierran sus ojos para no ver lo que la razòn no acepta.

martes, octubre 16, 2007

Allà lejos, donde van mis sueños...


- Entre las montañas se escabullen mis sueños de un mate caliente y una sonrisa al despertar-
Exiten los sueños azules que al despertar hunden sus raìces entre las sonrisas maravilladas de los seres enamorados.
Existen tambièn, aquellos que no destilan màs que chispas de ilusiones a los corazones deleitados con su presencia.
Existen sueños màgicos, sueños de colores, sueños irreales, sueños que duran escasos instantes y sueños que nos envuelven para toda la vida.
- Pero me pregunto dònde estàn los mìos -
Mis sueños se pierden en los horizontes lejanos... allà donde despunta la aurora y se aunan las almas puras por naturaleza. Mis sueños tienen alas que se afanan por alcanzar el cielo y asì colgarse de una pluma en la cabeza de un indio.
-¿Cuànto màs esperar para la felicidad?
Lejos de aquì està mi paz. Lejos del estrèpido de la civilizaciòn incivilizada de la ciudad, lejos de los relojes que maniobran nuestra presencia, lejos de la frivolidad de los seres inoportunos.
Allà, allà en el norte estàn mis sueños...

lunes, octubre 15, 2007


- A Amelie le aprietan los zapatos de la cordura y decide andar descalza -


Haciendo malavares sobre la cuerda floja de la realidad, entiende que no siempre en el cielo brilla el sol e intenta no llorar. Revolea las clavijas de la soledad con fuerza hacia arriba y desea arrancar su dolor con los dientes de la indeferencia. Pero ¿a quièn intenta engañar? ni la destreza del garabateo la mantiene viva... Amelie se siente morir condenada en su propia hoguera.


- Grita para desahogarse, patalea en el aire cortado con cuchillos afilados. Tan negro el presente que cuesta creer que sea verdad -


En la silueta descolorida de la noche Amelie tropieza con una piedra que se niega a ceder, y ella tan ingenua como desanimada, saca su pincel y le dibuja una sonrisa. De nada sirve: su pena sigue allì consumièndole el aire. Ni la pluma, ni la mìmica de los astros a lo lejos, ni una caricia imaginaria logran maquillar la tristeza que le pisotea la cara.
¡Què fuertes son tus ganas Amelie, de querer borrar todo, cerrar los ojos y al despertar saber que tan solo fue un sueño amargo!




domingo, octubre 14, 2007


- Es verdad, cuando el cielo se puso oscuro las mariposas dejaron de volar. -


Es una mitosis que no estoy dispuesta a cumplir.
Tirarse del precipicio con paracaìdas divierte a las almas pero màs felices son cuando el sol entibia su rostro. Y a veces hay que elegir.
La fisioterapia de las palabras se hace indispensable para mis oìdos y es mi "cable a cielo"; màs aùn cuando el acto en discordia se vuelve desabrido a causa del desconsuelo de algunos.

- Cerrar los ojos y apretar los dientes. Sentarse bajo el umbral de las estrellas y esperar-

La fachada que demostraba solidez comienza a desmoronarse ante esta punzante realidad. La vida se volviò filoza y siento mi cuerpo desangrarse. Me desvanezco ante el brillo de sus ojos pequeños y le aprieto la mano. No dejo de hacer fuerza mientras me abraza con su cuerpo pequeño. Ojalà sienta la energìa que intento transmitirle...

-Mis dientes chillan de dolor y sin embargo las làgrimas caen-

¿Y si esto fuese un mal sueño y al despertar todo vuelve a la normalidad? ¿y si todos formamos parte de un circo de falacias que se desmoronarà cuando despunte la aurora?.
La fuerza que brota de la tierra se convertirà en alegrìa... lo sè. No desesperes pequeño y apretà mi mano con fiereza.







sábado, octubre 13, 2007

Fuerza enano...

Sos un gigante pequeño, por eso sè que vas a tener fuerzas para salir adelante.
Sos la margarita que alegrò mi jardìn desde que tengo uso de razòn y con tu sonrisa a veces un poco enojada me enseñaste que siempre ibas a ser un colibrì bajo mi ala. Con vos conocì el sabor de sentirse "hermana mayor" por un ratito, y entre estrofas de "El matador" y canciones de Caramelito nos pasàbamos la tarde riendo.
El tiempo pasò como un rayo, y ahora una piedra se cruzò en tu camino.
Tomà mi mano fuerte mi amor, tomala y no la sueltes nunca. Tiremos juntos de esta cuerda para que no se afloje... Todo va a estar bien, porque es mucha la fuerza de todos los que te amamos y te vamos a cuidar...

A todos aquellos que crean en algùn dios, les pido desesperadamente que recen por mi pequeño primo... ¡¡Gracias!!

martes, octubre 09, 2007

La poeta dejó a su pluma volar tan alto que en un instante confuso, el elemento chocó con una estrella brillante, produciendo un bellísimo estallido de colores y destellos. Allí nació él, el hermoso protagonista de todos sus poemas.
La muchacha sacò de su boina un pincel y garabateò en el aire una silueta semi difusa. Quizà para darle cuerpo a ese ser idealizado o tal vez para no regalarle el poder absoluto a aquella incandescente pluma.
Lo realmente fantástico es que desde la creación de aquel extraño ser, la poeta se sumergiò en un mundo imaginario donde solo existìan seres mitológicos alados, ninfas que destilaban belleza, duendes juguetones y encantadores, dragones que encendían las velas con su fuego eterno y limnìades descoloridas que adornaban jardines.
Parecìa un sueño imperecedero pero comenzò a entintarse de color gris aquel cielo.
Todas las noches, la muchacha se sentaba bajo el umbral de las estrellas, esperando que aquel hermoso protagonista saltara de los horizontes infinitos para plasmar su huella en una nueva poesìa.
Sin embargo, la brisa se cansaba de soplar en vano, ya que nadie sorprendìa a la poeta.
Los dìas pasaban, asì tambièn los meses... y cada instante se llevaba el pètalo de una rosa. Cuando las rosas quedaron vacìas, los instantes comenzaron a robarse las làgrimas de aquella autora, que sin desearlo, creò su propia pena.
Una noche, la espera venció a la poeta que triste y avasallada por esta inconstante pelea, se dejò morir sobre el manto brillante de las estrellas. Y si serà hiriente el destino... esa mismísima noche, aquel pequeño ser decidiò volver a la pluma de la dama que durante tanto tiempo aguardò por su regreso. El pequeño ser se echó a llorar desconsoladamente y las làgrimas hacìan que aparezcan puntitos brillantes sobre el pastizal, similares a los destellos que brotaron el dìa de su creación. Pero la pequeña criatura no podìa cesar su llanto, tanto tiempo habìa dejado pasar... que la poeta murió de angustia...

Tanto tiempo...

lunes, octubre 08, 2007

16 segundos y uno màs... [Lucas Rolòn- Belèn Frediani]

" El día que la olas se enojaron con las gaviotas y se quedaron quietas,
el mar perdió el compás, ese vals que bailaban las algas, algunos peces y hasta el mas desconocido fondo dejo de ser bailado.
Cuando los floreros echaron a los claveles a alaridos, para solo quedar vacíos sin dar explicación ni tener un reemplazo en mente, también dejaba de bailar el romance de la primavera y algún poeta moría en algún camino.
Cuando todo esto paso yo estaba dormido, todos estábamos dormidos, a mi me lo contó un amigo que decidió no dormir nunca mas, porque dice que con los ojos cerrados no se ve muy bien, yo no estoy de a cuerdo pero me gana saber que no sabría que eso paso si no fuese por eso que me pone en desacuerdo con el , el no duerme y aprende , davinci no dormía ,estimo que no se trata de simular ser davinci pero el aprende , solo es .
También el día que el muelle de santa teresita se estremeció con el paso de los dos que mas se amaban por sus columnas, cuentan sus cartas que el cielo adquirió un color que nunca antes se había visto, el dice que era color amor y que nunca aparece cuando hay guerras , así que en Irak no lo pueden ver, aclara.
El mar ilustraba su melancolía esa noche, pero de repente con el movimiento de esos dos cuerpos que emanaban amor como nada, asegura que el mar tomo carácter de promesa , que el ruido de la actividad marítima era similar al de mil besos deslizados en la mejor de las pieles , todo acompañado de violines y chelos, es complicado entenderlo o imaginarlo , pero para el nada es tan complicado .queda en nosotros los que leemos sus cartas.
También asegura que de no dormir y prestar atención a casi todo , descubrió que la dinámica de las bocas que mienten es diferente a la de las sinceras y que el puede darse cuenta , es como un perfume barato ,describe ,es algo que adorna pero no dura, se jacta de ser una constante pero tiene menos continuidad que un eclipse.
Los ojos mas dotados deben ver solo la belleza dijo una tarde, pero solo haciendo referencia a lo poético. Esa reflexión fue para el choque conmigo pero volvió a ganarme.
Hace algún tiempo le pedí que ya no me complicara la existencia con su bagaje siempre activo de razonamientos imprevistos y seudo efímeros dependiendo de las circunstancias y le reclame que me de explicaciones, sobre mi mal pasar, le pregunte como era posible que el siga dictándome enseñanzas que me tajaban de a poco el alma, el solo se sonrió y me acaricio la mollera , a los 16 segundos me dijo que el silencio colocado en el contexto justo, es una de las mejores respuestas.
Todas las noches escribe con mis manos sus bastos artilegios, canalizando las marcas que el sol y la luna dejaron en mi con una agrupación correctamente combinada de letras y puntos llamada abecedario y todo pasa tan rápido y yo me quedo dormido pero el sigue aprendiendo, sin dormir, sin sentir, solo aprendiendo. "


Querido autor, yo tambièn dormìa cuando todo eso sucediò y un Hada pequeña me susurrò al oìdo, que esa noche en que el mar no pudo enamorar a la arena, la estrella màs brillante dejò de encandilar. Mi tristeza fue muy grande, porque la muerte de una estrella siempre deja un vacìo incalculable en el pecho de aquellos fanàticos que todas las noches salimos a su encuentro. Me ha confesado tambièn, que en el mismìsimo momento en que el mar se convirtiò en testigo de dos seres alados que manifestaban su amor, ella desplegò un polvito màgico para que todos los seres invisibles que se encantaban con la escena pudieran sentir el aroma de lo maravilloso. Y ese estrella oscura que masticaba con furia el desagrado de lo sencillo volviò a enceguecer con pasiòn.
Esa bella Hada me comentò tambièn, que en una oportunidad, un unicornio habìa roto su cuerno intentando rescatar a un hombre de su necedad y ante su intento frustrado, callò sobre un montìculo de fardo y lo rompiò. Ella lo viò y volò a su encuentro y recuerda con cierta amargura la respuesta de aquel ser: "Los hombres se empeñan en el dolor y derraman làgrimas que colmarìan un manantial, si pudieran arraigarse a la belleza de las cosas simples, y aprendieran a sembrar amor en tierras fèrtiles... tan grande serìa su alegrìa".
En ese momento, repetì con ganas: ¿Pero Hada, dònde estaba yo que me he perdido tantas enseñanzas? pues estaba admirada ya que no creìa que tantos actos sucedieran en las escasas horas en que yo descansaba

y ella, con simplez me respondiò: Despierta muchacha, esperando aprender...


Con mucha alegrìa, dedico este pequeño segmento que continùa su redacciòn, a mi querido amigo Lucas a quien quiero con sinceridad.

-Marìa Belèn -
Este es un posteo especial para tratar de expresar mi ùnica religiòn y para dejar al descubierto el error de los que me creen atea por naturaleza.
Yo tengo un dios ùnico, de mirada firme y profunda, de voluntad inagotable, de valentìa constante y de ideales firmes como la roca. Un dios que actuò en consecuencia y jamàs se llenò la boca con blasfemias que no cumplirìa y que apostò su vida a la liberaciòn de los pueblos oprimidos sin obtener nada a cambio. Y si jesùs muriò en la cruz para salvaciòn de aquellos que en èl creen, Ernesto Che Guevara, mi dios por excelencia, muriò en La Higuera para salvar a todos nuestros hermanos de la asquerosa pisoteada del imperialismo yanqui.
La diferencia que cabe destacar es que muchas veces (y ¡ojo! no en todos los casos) es que la gente se duerme sobre las raìces de su religiòn y no la pone en pràctica. Yo, personalmente, jamàs podrè estar estàtica sabiendo que miles de personas mueren de hambre, de frìo, y mucho menos sabiendo que sobre mi pecho, llevo tatuada su nombre... y en mis venas la escencia de mi amado lider revolucionario; y me da tanta fuerza, tanto coraje.
Es una filosofìa de vida el hecho de seguir sus legados. Es fàcil hablar del Che Guevara y muchos lo hacen, pero pocos son los que lo sienten. Ernesto no muriò para estar pegado en una pared sino que lo hizo para renacer en la revoluciòn diaria.
Esta devociòn es inexplicable y mucho màs fiel ponièndola en pràctica.

martes, octubre 02, 2007


Pequeña Sìlfides ¿ a dònde vas?
El cielo està claro y aùn tus alas no despliegas...
Anhelas tu viento, anhelas tu mar... ¡Anda pequeña, hèchate a andar!.
No temas silenciosa Sìlfides, te protegerè con mis garras y dientes de todo mal;
¡tan pura tu silueta, tan sincera tu entrega!
Malditos los fantasmas que alimentan sus labios con blasfemias sobre tu nombre.
Pero no llores mi amada Sìlfides que todo pasarà.
Toda nube oscura esconde al bello sol, toda làgrima depara un cielo...

Ahora sonrìe Sìlfides, sonrìe en silencio.

domingo, septiembre 30, 2007

Cuando las voces de un pueblo logran unirse, transmiten una fuerza que mueve montañas. Y hoy, el pueblo argentino arraiga su conciencia a un pedido de Justicia que no puede más que declararse indispensable.
La muerte del docente Fuentealba es un puñal en el pecho de todos los que transitamos el camino de la educaciòn. “ A los maestros no se les pega ” decìa Mex Urtizberea en el diario La Nación, y luego acotaba “Lo sabe un chico de cuatro años, de salita celeste, que ni siquiera sabe hablar correctamente”, “Lo sabe un chico de seis años, que ni siquiera sabe escribir.” Y eso es lo que duele, que lo sepa un niño que recièn comienza a desplegar sus alas, y lo desconozca un gobernador como Sobisch que se supone, posee las capacidades para llevar adelante una provincia. Tambièn lo desconocían los policias que lo asesinaron aquel cinco de abril, y eso duele otra vez.
¿Serà entonces que con el paso del tiempo vamos perdiendo valores y conocimientos que nuestros padres nos inculcaron, como ser que a los docentes no se les pega? ¿Serà que el dinero, el trabajo y la avaricia empiezan a transformarnos en entes dispuestos a todo por acumular riquezas?. De ser asì, temo que el futuro que nos espera es tan triste como esta realidad; ni los vástagos crecerán entre las tinieblas de esta sociedad egoísta que no ve màs allà de los deseos personales y pronto, ni siquiera lloraremos... porque hasta las làgrimas estarán cotizadas.
Pero estamos a tiempo, y podemos revertir esta historia. Nosotros somos jóvenes y tenemos frescas las ideas y las ganas, entonces aprendamos a sentir que todos somos un mismo cuerpo, que si lastiman a la persona que tenemos al lado, también una herida surgirà en nuestra piel y sangrará a la par.
Que sea propio el vacío doloroso que sienten los estudiantes neuquinos cada mañana en el aula... alcemos nuestras voces para que se oigan en la sordera de los que nos quieren callar,y pidamos justicia Por Carlos, Por que en verdad, solo asì podremos cambiar esto.

viernes, septiembre 28, 2007


La eternidad le depara a tu gloria mi querido Che Guevara, y los vàstagos de temor se ahogaràn en el eco de tus ideales.
Tu fusil no caerà nunca en manos enemigas, tus labios no murmuraràn màs que palabras de aliento para tus soldados eternos e inmortales (como tu fortaleza).
Vivo mi ideologìa solo si la hallo en tu revoluciòn; acribillo los miedos recordando tu coraza, avanzo...solo porque sè que tù lo harìas. Y si un hermano cae, cae un botòn del traje revolucionario que solo triunfarà con la uniòn de Amèrica Latina.
Tan fuerte te siento en mì, tan grande es tu abrazo eterno, tan intensa e incandescente es tu luz, que me resulta imposible no idolatrarte. Y ahora que tantos años nos alejan, no permitirè que de tu nombre se haga un mito, sino que lucharè con tu bandera en mi pecho...

A tì, mi amado Ernesto.

domingo, septiembre 23, 2007

Las palabras jamàs lograràn explicar lo que siento; esta explosiòn en el pecho cuando te nombran y estas ganas de sentir en carne propia ese brillo sincero en tus ojos.
Con tu bravura y valentìa deshiciste horizontes testeados y asignados por los poderosos, uniendo asì a nuestra hermosa Amèrica Latina bajo el mismo emblema revolucionario.
<¿Còmo explicarte Comandante este remolino de sentimientos que me atociga?>
A cambio de tu entrega tan solo pedìas fidelidad absoluta ¡y malditos canallas los que traicionaron tus valores!.
Yo te entrego mi lucha diaria, mi pequeña revoluciòn contra el hambre y la desidia...¡Ay Ernesto, mi devociòn a tu causa y tu persona es tan sincera!.
Cada noche, antes de entregar mi consciente al sueño, beso tu foto y pido que jamàs sueltes mi mano y ruego ademàs, que no me avasalle la indiferencia.





Porque merecès màs de lo que naturalmente podrìa ofrecerte... Fuiste un idealista verdaderamente definido que llevò sus convicciones hasta el final. Jamàs traicionaste a tus palabras con actos fallidos màs acompañaste con certezas a tus pasos. ¡Y yo no puedo màs que recordarte con palabras, y tiñiendo mis venas con tu esencia!

Tu irònico humor hubiese contrastado en otro marco con la osadìa de tu personalidad, y sin embargo eran una perfecta combinaciòn en tu ser.

Venciste el paradigma de tu clase social y entregaste cuerpo y alma a la lucha por la liberaciòn de un pueblo oprimido por un gobierno dictador y por el imperialismo norteamericano. Todo mal sentìas que era a causa de ese falso rey y no te dejaste vencer.

El asma fue tu enemiga eterna y ni siquiera logrò torcer tu brazo. Inyecciones de adrenalina fueron la soluciòn, aunque en ciertas ocaciones estuviste en verdadero peligro por no poseer cantidades suficientes (como aquella vez, que abordaste con apuro el granma).

¡Què la gloria de tu fortaleza logre cerrar tus ojos!.

Hasta la ETERNIDAD en mis ideales, ¡mi querido comandante que fuerte es tu presencia!

Marìa belèn.

viernes, septiembre 21, 2007

El agua que engalana mis rìos no es màs que la mìstica escondida de mi realidad;
las estrellas que se posan sobre este cielo se asemejan al brillo de aquellos ojos y yo, que tan indefensa me siento en esta selva de hipocrecìa, prefiero sentarme y reflexionar.
Cuando uno cree que los recuerdos ocultos no saldràn jamàs a la luz, sencillamente està pincelando una herida que no tardarà en resurgir.

Hoy el viento me susurra un nombre otra vez y tal vez sea en vano querer no escuchar. Al recuerdo le basta la dimensiòn de una grieta para volver a nacer...

Mis pies estàn descalzos sobre la tierra y sienten el calor de los hermanos; me siento y comienzo a cantar, esperando que la luna oiga mi canto y que el sol baile hasta que ardan los pies. Canto para que las sombras salgan de mì, para que los recuerdos exploten en el contacto divino... canto, ademàs, porque las letras me hablan de èl.. y canto porque aquel cantor, a su letra le dio un final feliz.

jueves, septiembre 20, 2007


No existìa la maldad en los ojos de esa niña; no existìan los prados sin flores ni las noches sin estrellas... Con la sonrisa galardonando su piel, caminaba bajo esta iluminada ciudad... Siempre con la frente alta, siempre con la pera erguida y la sonrisa bien piantada.
Y asì marchaba la muchacha rubia... tiñendo las baldosas de colores tras su paso.
Sin embargo, algùn alma errante una vez la hizo llorar... y ese dìa los àngeles perdieron el algodòn de sus alas y la noche dejò de brillar...
Es que la niña rubia quebrantaba la tierra con sus làgrimas y hasta el corazòn màs rocoso
se ablandaba cual jabòn hundido en un rìo...
Ahora esa niña-mujer es una luz en mi horizonte.. y no permitirè que vuelva a llorar...
pues sus làgrimas colman rìos y manantiales, pero su sonrisa dibuja montañas en las depresiones...
Nadie las merece, menos un hombre que no preserva la belleza de su alegrìa
Yo solo quiero verla reìr.
Te amo hasta el cielo infinito amiga.

martes, septiembre 18, 2007


Nadie ¡Jamàs! podrà quitar la imagen de tus manos temblorosas en el instante mismo en que declarabas. Cada palabra que tus labios pronunciaban iban dejando un surco en la memoria de cada uno de los presentes. Escupiste verdades duras como la roca y citaste con nombre y apellido a aquellos malditos militares que tanto daño te hicieron ¡a vos y a toda nuestra hermosa Argentina!. Nunca tuviste miedo de hablar: con coraje enfrentaste a aquellos desequilibrados que te hicieron desaparecer treinta años atràs
Hienas asquerosas que rìen a carcajadas volvieron a callarte, una vez màs. ¡Maldigo a este gobierno que no te protegiò y ahora ofrece un millòn de pesos por datos concretos!.
Nada cambiò... seguimos viviendo en esa horrible dictadura militar que se llevò a nuestros hermanos..
Queremos la apariciòn con vida de JORGE JULIO LOPEZ.... YA!

jueves, septiembre 13, 2007


Ahora que el sol vuelve a seducirme con su valentìa deseo escribir con el corazòn observando hacia el norte.
Tal vez sea un buen momento para confesar que siento sobre mis alas el poderoso soplido del viento y comienzo a abrazar con fervor los estrechos brazos de la libertad.
En la cima de aquel arbol añejo escondì la luz de mi propio amanecer para que èl tambièn pueda sentirse libre; Quizà imagine que es un pàjaro que traza con su vuelo el contorno de una hermosa amatista o tal vez sencillamente quiera conocer el impecable sabor de la eternidad.
Vivo este momento en que la noche demostrò no ser tan oscura y estar solo puede a veces no estar tan mal. Es verdad, necesito el calor de un amor para no morir de frìo pero me han demostrado que romper las jaulas con palabras no es sinònimo de hecharse a volar. Anhelo un amor que despliegue en su vuelo la ternura que necesito para no acribillar esta fragilidad.
Sin embargo y a pesar de este obligada soledad, mi corazòn late con fuerza como queriendo salir del pecho; siempre en esa direcciòn, siempre hacia el norte. Serà porque sabe que la Tierra Sagrada le regalarà un poquito de su paz cuando se deje arropar con dulzura sobre su vientre o porque sabe que la tristeza que cargamos tiene ese desagradable olor a ciudad.
Buscar la calma para poder sobrevivir y en ella hecharme a soñar.
Las làgrimas que de mis ojos cayeron sirvieron solo para regar este bendito suelo argentino
y ahora respiro imaginando su humedad de tantas almas apenadas...

Hacia el norte, SALUD.

martes, septiembre 11, 2007





Día del maestro.

Hoy mis libros lloran sin piedad y el cielo grisáceo me recuerda su ausencia.

Mi pluma no garabatea más que una herida abierta y con su tinta teñida de sangre escribo su nombre: CARLOS FUENTEALBA.

Educador de alma y pionero de una revolución. Cual gigante de hierro luchaba contra el hambre y la desidia de los pueblos marginados, llevando con sus palabras ese hilo de esperanza que los poderosos nos ayudan a perder.

Docente en el aula, en la calle y el hogar. Un hombre de espíritu bohemio y un guerrero inigualable; ni un sueldo escaso, ni el famoso “no llego a fin de mes” logrò quitarle la sonrisa.

Tal vez demasiado honesto para esta tierra o quizà demasiados pensamientos peligrosos para este gobierno.

Asì fue que la tarde del cinco de abril, un disparo propagado por un policía le quitò la vida. Solo asì pudieron callarlo, con la muerte. Pero lo que esos hombres con licencia para matar que se conocen como policías desconocían, es que se puede matar a los hombres pero sus ideas persistiràn.

Esa tarde en que al cielo se le sumarìa una estrella gigante, los docentes neuquinos estaban marchando por un aumento de sueldo. Una manifestación digna ya que la canasta familiar aumenta y los estómagos no se sacian con el brillo de la televisión. Las ideas de Carlos surgen en mis palabras y no puedo evitar sentir dolor.

La impunidad brota en cada baldosa de este dolido paìs y ahora està en nuestras manos la responsabilidad de no asesinar los ideales de un hombre hecho y derecho.

Defendamos a nuestro pueblo, y reconozcamos que la ùnica manera de salir adelante es uniéndonos.




CARLOS FUENTEALBA PRESENTE.





Marìa Belèn .

viernes, septiembre 07, 2007


Navegar en el infinito ocèano de tus mentiras; piadosas, teñidas de diversiòn, elegantes...

Hace tiempo arrastro un signo de interrogaciòn con tu nombre en mì pecho. y fueron muchas las noches que recè al sol encontrarte en ese bar, y entre copa y copa, conocer màs de lo que tu boca decìa.

El tiempo pasò y una noche, la luna se vistiò de seda y te trajo a mis labios escondièndote hasta de tu propia sombra.

Las paredes de aquel bar que ambos frecuentamos pueden dar cuenta de que si digo que mi sonrisa lleva tu voz no serìan falacias; ellas fueron testigos privilegiados de aquellas madrugadas que entre un vino dulzòn nos mentimos un poquito màs.

Me regalaste besos dulces, con sabor a fuego y aroma a engaño; me regalaste ilusiones empapadas de rock and roll... le ofreciste a mi cuerpo una canciòn con letra particular, me la susurraste al oìdo y me callaste mis silencios. Con suavidad y delicadeza, aùn sabiendo que nada eso estaba bien.

Puedo sentirte mìo solo cuando la luna no te encierra en su ceguera; puedo imaginarte brillando en mi cielo, cerca del mar... lejos del suelo. Puedo sentir tus manos rodeando mi cintura y puedo verte en aquella estaciòn, alejàndote y volteando de vez en vez para despedirte... y asì serà, hasta las pròxima sèptima noche...


domingo, septiembre 02, 2007



Todos formamos parte de un mismo juego donde no existen estrategias que prometan eficacia ni palabras màgicas para la soledad. Es un eterno ida y vuelta de sabidurìa; es un trayecto difìcil empapado en làgrimas pero teñido en sonrisas y la ùnica manera de no morir acosados por esta cabeza es liberarse en las manos del destino.
Nunca podremos adivinar què pasarà mañana, tal vez me enamore del sol o quizà me entregue a la luz de la luna...
Puedo tenerte hoy entre los pliegues de mi piel como tambièn puedo morir de frìo esta noche; puedo cerrar los ojos y entretenerme con sus mentiras pero puedo negarme a la frivolidad de su ser.
En este juego hay que aprender a perder ya que las medallas que condecoraràn nuestro pecho son escasas... pero cuando llegan ¡Què alegrìa inmensa estar vivo!. Aprender ademàs, que las làgrimas son un camino a la tranquilidad y que por llorar no somos menos hombres... sino màs humanos.
No es sencillo jugar sin abandonar en el camino pues los dados son amargos de vez en vez.
Que hermoso juego.
La vida.

miércoles, agosto 29, 2007


Tarde o temprano el imperio de los cielos que construiste sobre la arena se derrumbarà.

El mar todo lo lleva aunque digas que sus estructuras son sòlidas; caeràn con el filo de la noche haciendo que despierte el gigante.

Ni el vàstago crecerà entre las tinieblas. Es que tanto te preocupaste por desgarrar las cenizas de una amapola, escupièndole las espinas que cargabas en tu lengua y tratando de falaces sus silencios, que no fuiste màs que la pupila desvelada del rencor. Y aunque sonrìas sobre un hombro acogedor no podràs liberarte al fin; tu cabeza va a seguir desenredando verdades y aunque quieras no podràs callar.

Las aguas se vuelven turbias cuando las desnuda la marea y vos que tan superior a la cornisa te sentiste, esta vez veràs como tu reino de sùbditos cae con furia. Vos que siempre creiste saber que carta jugar y empañaste tu sien con azulejos de colores, no seràs màs que un ser invisible que nada puede hacer para cambiar el destino.

Las agallas son de hèroes y de hombres con coraje.

No te quedarà màs que sentarte y empapar tus pies con esa espuma que derrite sin piedad tu castillo. Para recriminar tu pluma es experta pero tal vez deberìas observar tu propia piel.

Aprender a callar ciertas cosas; aprender a vivir del amor y sin apretar el cuchillo en el pecho del pròjimo, sabiendo que aùn sangra...

Galardonarse a uno mismo con un traje que nos queda grande no es lo correcto, màs deberìamos aprender a hacer filosofìa sin recordar un viejo error...



-Marìa Belèn -

martes, agosto 28, 2007


Y aquì vengo a presentarles al grupo que desencajan por naturaleza en este planeta.

Los que viven soñando, creen que las cosas se pueden cambiar y aunque duela siguen caminando. Los que disfrutan de la brisa fresca, del perfume de una flor, de la puesta del sol....
Los que no le temen al maldito "¿què diràn?" social y se visten el traje de payaso invisible. Los que tratan de reìr aunque la noche estè espesa y oscura, los que no se quedan con el envase vacìo, los que tratan de no engañar a su corazòn.
Los que siguen la intuiciòn pura de sus latidos y llevan una vida desalineada con respecto a este sistema que nos aplasta y nos oprime...
Los que se alegran de que las estrellas se asomen, de que el pasto este verde y sano y de que las montañas sigan siendo musas inspiradoras.

Ellos desencajan porque en el mundo la gente no acostumbra a hablar de otra cosa que no sea el dinero, las finanzas, el precio de la bolsa y la inseguridad. Nadie recuerda siquiera que existe el cielo... y claro, ¡como lo van a recordar si esos edificios inmensos no les permiten ver màs allà de sus cùpulas!. Son esclavos del tiempo y de sus relojes... y creen en un Dios ùnico, el dinero.

Y mientras tanto, ellos... los desUbicados, Marginados por la sociedad CapitAlista, Los "zuRdos" (entre otros calificativos), tratan de recuperarle a la gente la sonrisa perdida con un poema, un dibujo, una pintura... Y Tratan de no PerdEr la EsEnciA.



Que las nubes no te impidan ver el sol, que el dinero no te enceguezca, que la ciudad gris no te empape con su soledad...

Que no te quiten las ganas de soñar.
-Con dedicatoria especial, para el señor Facundo, otro gran marginado-

lunes, agosto 27, 2007




Còmo va a doler tener que acostumbrarme a no escuchar tu llamado en la mañana y a no sentir tus caricias entre los pliegues de la luna. Tan dependiente vos de mì y tan absurda mi existencia sin tus latidos...


Durante años supimos acomodar nuestras penas dàndonos el calor necesario para no morir de frìo.


Cuando la noche caìa sobre mis hombros y el dolor empezaba a convertirse en làgrima, podìa sentir tu respiraciòn sobre mi pecho y no podìa evitar sonreìr.


Eras tan pequeña que te perdìas entre los pliegues de las sàbanas.


Fuiste el aire que soplò por mì cuando el viento estaba espeso; la mueca que le faltò a mi rostro; la làgrima dulce al llorar; fuiste el sonido de mi risa, enana... fuiste lo màs hermoso.


Imposible serà olvidarme de tus patitas pequeñas haciendo un sonido delicado en las baldosas; le temìas a la inmensidad de los humanos.


Te escondìas pero no dejaba de observarte pues conocìa de antemano tus movimientos.


Todas las tardes me recibìas al llegar, a los gritos...


Todas las mañanas esperabas anciosa que nos despertemos para que te llevemos la lechuga matutina....


y ahora no puedo dejar de llorar... tan calma tu mirada, tan vacìa me hacès sentir...


Un hueco enorme lleva tu nombre y esta herida no cerrarà jamàs.


Eras tan sincera, tan hermosa, tan puro era tu cariño que no puedo creer que te vayas asì, con un adiòs que trastabilla con mis ganas de retenerte dejàndome el sabor màs amargo en los labios.


Hasta el sol que posa en mi ventana me lastima en tu ausencia y no sè como podrè seguir caminando...

Tal vez haya gente que no lo comprenda, pero el amor de los animles es el màs transparente pues no conocen la mentira, ni el engaño... y ella fue la luz que me alumbrò los pasos cuando todo oscureciò, fue la mejor companìa en silencio, la caricia justa... la màs fiel a mis cuidados...

ella fue lo màs lindo del amor....



NADIE ES CAPAZ DE MATARTE EN MI ALMA.




-Marìa belèn-

domingo, agosto 26, 2007



Ni la lluvia que hoy golpea mi ventana es tran triste como tu intento de decir adiòs.

En cada gota puedo oìr tus pasitos silenciosos en la sàbana; no puedo imaginarme sin vos.

Tan ìnfima, tan pequeña... pero para mì sos el ùnico rayito de sol en la noche, la ùnica sonrisa capaz de asomarse cuando la soledad me rodea.

No somos inmortales desgraciadamente, y lo sè y lo entiendo... pero no quiero que te vayas...

Siempre te vi tan enèrgica, corriendo de un lado para otro, mordièndome cuando estabas enojada, dàndome los besos màs lindos cuando te traìa a dormir conmigo...

Y ahora estàs acà, recostada sobre mis piernas... con los ojos tristes como los mìos, cansada...

Esperàs que alguien te venga a buscar y yo me muero de dolor, porque no quiero estar sin vos.

No me imagino una mañana sin escucharte, una tarde sin que me recibas...

Por favor, no me dejes....

Hace un instante pude escuchar como el alma se me retorcìa en silencio, estabas acostada conmigo, como siempre... y acercaste tu cabeza pequeña a mi corazòn. Y te dejaste mimar, como si fueras una rosa marchita...

Alguien te espera lejos de aquì, te iràs hoy o tal vez decidas marcharte mañana, pero nunca voy a olvidarte. Voy a estar cuidandote desde donde estès. Porque nunca me mentiste, nunca me vendiste un silencio por una caricia, me diste el amor màs puro porque no conocès la espina del desamor... Me diste todo lo que necesitè... y màs aùn.
Siempre voy a amarte con la sinceridad que vos lo hiciste.

sábado, agosto 25, 2007




Una màs, otra màs. Una frase malherida se suma a esta censura definida desde sus orígenes. Aprender a callar... Este corazón dolido no comprende los impedimentos del presente; no mirarte màs allà de los ojos puros de la amistad, no repetir tu nombre cuando la luna venga a mi encuentro. Las olas furiosas de esta tempestad zambullen en sus aguas al recuerdo.
Le temo al tiempo, al sueño de cristal hecho añicos, le temo a la sombra monstruosa del olvido y le temo al “jamás” que tus labios no estàn exentos de pronunciar.
¿Què ves cuando me ves?
Los guerreros azules del pasado luchan con la fuerza del sol para vencer a las rosas que galardonan tu presente. Mi coraza no va a dejar al descubierto a este débil corazón dolido. Se convierte en hierro, enceguece y hace rechinar sus dientes con furia.
¿Me has borrado ya de tu inconsciente? ¿Me dejaràs condecorar tu jardín con los alelíes de mi risa?. Tu hoguera es tan cruel como tus palabras.
En el escritorio desolado asesino a mis palabras en su propia tinta; las descuartizo con brutalidad pues todas retratan tu imagen en mi mente. ¡No quiero que mueran! Pero son cómplices de mis làgrimas y el espejo de mi ser no desea llorar.
Te acerco a mì con un suspiro desolado, te soplo suavemente una caricia. No puedo ser figura material pero anhelo estar a tu lado aunque sea a travès del viento.
Algo de mì quedò en tu voz y tu esencia misma anidò en mi piel.


-Marìa Belèn-

viernes, agosto 24, 2007

Salgo a caminar para entretener a mi locura.
Necesito desvelar a este inconsciente monótono y rutinario que solo me susurra una frase.
Mi alma trata de enceguecerse con el veneno de mi herida para no oírla pero esa palabra se tatuó en mis venas con la furia de un rìo, y sin piedad, vuelvo a repetirla hoy: OLVIDARTE.
¿Cómo explicar esta mezcla de sentimientos? Estas ganas de amarte como si el cielo fuese a derrumbarse sobre nuestros hombros al alba y estas ganas de acribillar tu sombra con mi pluma. Este sol que me enceguece desvistiendo a mi silueta adormecida con ternura y esta luna que acaricia mi cuerpo mientras muestra mi propia sombra (Le temo, es tan oscura).

Camino pensando en nada y a la vez en todo, imagino que el horizonte no es más que una gota escurridiza de acrílico. Pero esta ciudad no hace más que esconder mis pasos agigantados que no quieren seguirte. Esta extraña sensación està asesinando mi calma.
Desearìa que este viento que roza mi rostro arrancase tu nombre de mis suspiros. Desearìa sentirte en mis brazos para no extrañarte con tanta pena.


El tiempo no consume mi nostalgia. El tiempo no se alía a mi desdicha, ni le promete besos mágicos a mi dolor.

-Marìa Belèn-

domingo, agosto 19, 2007

Cada paso guarda el perfume desolado de una rosa marchita y cada suspiro carga sobre su espalda esta angustia que tiñe mi piel. Deseo sonreìr y que el dolor se transforme en carcajadas pero hasta la risa te trae a mi encuentro.
No pensarte, no sentirte, no extrañarte...
No dejar que tu recuerdo consuma mi alegrìa, no dejar que me lastimen mis propias palabras y no dejar que tu voz escape de mi inconsciente.
Necesito volver a mì.
No me dejes morir en la hoguera. No me aniquiles con tus palabras. No me destruyas de tu pasado... dejame volver en tu futuro.
Voy a ser el eco de tu risa en mi silencio.
Aunque mis palabras no lleguen a tus oìdos, y mis labios no puedan besarte, siempre voy a estar pensàndote. Siempre mi puño va a trazar tu silueta a escondidas de su voz, siempre voy a imaginar un futuro lejos de estas sombras... Siempre voy a soñar bajo este umbral mientras escribo mi poesìa, SIEMPRE. SIEMPRE.

Existe este "siempre" que se hace "nunca" machucando en silencio mi hoja. Te escribo frases sueltas y sin sentido, te describo casi inhumano... siendo la mezcla del sol y de la tierra, te amo a mi manera.

sábado, agosto 18, 2007







Negrito, el corazón me grita...

me pide que vuelvas de una vez.

Una vez tuve una vida

no era fácil pero era mía

y ahora me falta lo más impotante

no quiero ser el estúpido que llama

a partir de las tres de la mañana

pero negro, es mi corazón que se desintegra

porque me falta lo más importante.

Siempre supe que sin usted

no podría sobrevivir...
es más hambre que hambre

más sed que la sed peor

necisito escuchar tu voz

volver a sufrir y a vivir

por mi negrito

¿ no vés cómo el corazón me grita

y el techo se me cae encima?

porque me falta lo más importante


una vez en buenos aires me dí cuenta

que existen las fantasías

pero también existe el amor verdadero

sin ese no puedo seguir entero

porque me falta lo más importante


perdón otra vez

si no lo dije a tiempo

odiado perdón por no estar

dónde tenía que estar

te pido otra oportunidad

creo qu supe esperar

si no das una señal

voy a tener que aprendera vivir otra vez

voy a aprender a los golpes a recibir

tal vez elija mil veces el mal camino

voy a tener que aprender a vivir

otra vez
para mí, la fiesta ya se terminó

nada de sexo fríonada de amor

un poco de drogas y rock and roll

y a seguir adelante

con farmacia y con aguante

porque me falta lo más importante.

lunes, agosto 13, 2007


Cuando uno ama y el otro quiere las cosas no se suceden naturalmente.
Siempre voy a esperar de tu cielo algo que no llegarà y a detenerme en tì con la mirada llena de recuerdos...
Y vos vas a reìr mientras que mi corazòn se desintegrarà sin piedad.
Soy una presa indiscutida de la nostalgia.
Y ahora que lo comprendo, quizà sea tiempo de reconocer que aquella promesa que juramos alguna vez, no fue màs que el fruto enamorado de nuestros corazones. Plasmar los ideales en un viaje, dejarnos soñar...
Tus palabras no fueron lo suficientemente sòlidas para perdurar en la eternidad de mi esperanza, y ahora el banco de aquella plaza se rìe de mi desdicha...
Y por esa misma razòn, porque te amo hasta la infinidad del silencio serà mejor que me aleje...
Verte, sentirte cerca, escucharte... hace que mi inconsciente cree falsas esperanzas que se desploman al instante. Le tengo miedo a mis làgrimas, si lo sabràs...
Me hubiese gustado que podamos ser amigos, pero me hace llorar.
Siempre voy a amarte, aunque no te lo repita a diario, jamàs te he de olvidar... pero no me pidas que sea una inconsciente...

sábado, agosto 11, 2007

Desnudo mi alma con la suavidad de la luz dejando que las palabras que alguna vez me dedicaste sirvan de vestido. Mis ojos son maquillados màgicamente por un rimmel añejo, que esconde en su pincel las làgrimas que te dediquè en silencio y las miradas que se perdieron en la profundidad de su ser. Mis labios no se atreven a susurrar siquiera, tienen miedo a despertar ese sentimiento que duerme entre sus pliegues... tienen miedo de asustarlo, tienen miedo de marchitar su flor con la voz tibia de su canturreo.
Llevo en las semillas de mi collar, el perfume del abrazo màs hermoso que alguna vez sentì. Llevo en èl su aroma, su sonrisa y su mismìsima perfecciòn. Y aunque no quiero hacer un exquisito soliloquio de sus cualidades, es el recuerdo fìsico de la poesìa màs hermosa, su cuerpo.
Y aunque me propuse que mis dedos no reconstruyeran en las palabras su presencia... olvidè que brota la sinceridad en mis estrofas y que èl es mi ùnica poesìa.
Y a pesar de que cargo sobre mi espalda el peso de la distancia que nos aleja... hoy sonrìo...
Y mi sonrisa, te la regalo...


- Marìa Belèn -

viernes, agosto 10, 2007


Que hermoso es sentir que mañana serà mejor.
Quizà sea el sol que me susurra una poesìa encantadora el que me hace sonreìr una vez màs, O tal vez sea el viento que me acerca el perfume de tu cuello. No lo sè... y tampoco deseo hacerlo. Me conformo con sonreìr, que en estos dìas... no es poca cosa.
El brillo que empapa mis ojos es de esperanza. El tiempo cura heridas...

martes, agosto 07, 2007

Los pies empapados de nostalgia...


Las baldosas crujen bajo mis pies y la tierra parece resignarse y abrirse. Y yo, un ser tan ínfimo caigo por un hueco infinito. ¡Ay Dios, mis huesos rechinan en el vacìo! Y siento como el frìo entorpece mi parecer.
Pero no temo, cierro los ojos y me dejo caer.
Soy al fin una semilla que se desliza entre las raíces, bajo la tierra, bajo el dolor, bajo las làgrimas.
La grieta no se detiene y hasta podría jurar que es infinita.
No quiero dejar de soñar ¡no!. No quiero que tu mano me suelte ¡no quiero dejar de oirte, por Dios no calles!.
Ahora soy semilla, y transito el camino de los inicios.

Te busco y solo logro encontrar tu pulso dibujando horizontes imaginarios.
¿Cuàndo fue que el cielo me quitò tus ojos?
¿Cuàndo fue que el error empapò mis pupilas y te dejè ir?
La farsa de una noche sin luna hizo que el abrigo de tus besos se enfriara, y por viajar en una estrella olvidè decirte que te amo.

Pero ahora sos semilla tambièn. La semilla màs hermosa de la grieta... màs hermosa que el cielo, màs hermosa que el sol, porque vos sos el cielo y el sol.

La grieta sigue... y sigue...

No siento las manos cuando escribo. La pluma traza los rasgos de la pena que me hace trizas mientras que mi garganta invoca tu nombre. No puedo dejar de pensarte aunque ayer fui mariposa y hoy soy semilla.

Y sigo cuesta abajo, solo me dentendrè... el dìa que duerma sobre tu almohada.
- Marìa Belèn -
Hace unos dìas, en un negocio de libros usados me topè con un escrito de Eduardo Anguita: "Cartoneros, recuperadores de desechos y causas perdidas". A causa de su bajo precio por no ser a estrenar, me di permiso a sumergirme en el gran mercado de los consumidores.

El libro en cuestiòn, cuenta las historias de vida de Sara, Daniel y Carlos, tres personas que subsisten gracias a los cartones, papeles, latas y botellas que recolectaban de los canastos de basura. Pero lo que me llamò poderosamente la atenciòn fue que ambos relatos coincidìan en cierto punto: La eterna lucha con la policìa. Lamentablemente los argentinos debemos convivir con estos seres que abusan de su uniforme y en vez de preservar nuestro bienestar, nos asesinan. La policìa es UN ENTE CON LICENCIA PARA MATAR.


Los cartoneros necesitan salir a la calle para poder comer, para alimentar a sus familias... salen a buscar el pan que el gobierno les niega... y la policìa, que deberìa cuidarlos tambièn porque son ciudadanos, los persigue, los reprime y les quita el carrito con sus hallazgos. Ellos salen a buscar su propia fuente de trabajo, su ùnico ingreso.. su plato de comida.


¿y nosotros, donde estàbamos que no vimos cuando la policìa le pegaba a esa mujer cartonera? Seguramente calentitos en casa, porque nos da miedo la gente pobre... y cerramos la puerta... no vaya a ser cosa que nos roben.

NOS DA MIEDO LA GENTE POBRE, Y NOS DA MIEDO LA POBREZA. y cerramos los ojos, y cerramos la puerta... Pero la pobreza està.. y se ve, y se siente y se huele... y los nenes que se mueren de hambre estàn y los vemos, porque nos piden comida... pero cerramos los ojos...(y la puerta). No nos damos cuenta que nadie està a salvo del hambre, que hoy estamos acà, frente a una computadora, con la estufa y comiendo galletitas... pero el dìa de mañana podemos estar entre cuatro chapas, tratando de sobrevivir...

LA POLICÌA ME PERSIGUE POR SER POBRE Y LA SOCIEDAD ME DEJA MORIR.


¿Saben? los cartoneros tienen que pagar un boleto mensual de alrededor de $20 para poder viajar en el tren blanco (sin ventanas) y pueden viajar con las siguientes condiciones:

♠ Despejan ràpidamente la estaciòn para no molestar a los pasajeros del tren amarillo.

♠ No utilizan los baños.

Ahora, yo me pregunto... ¿Para no molestas a los pasajeros? ¿a caso ellos no son pasajeros tambièn?. Ni el ganado viaja asì.


Ojalà algùn dìa podamos abrir los ojos, y vivir realmente como hermanos.

-Marìa Belèn-

lunes, agosto 06, 2007


Mi mochila està lista.

Una lapicera, un cuaderno, una bolsa de dormir, una carta llena de promesas, un sueño guardado en un frasquito (con su respectiva etiqueta blanca), un pedacito de cielo, un rayito de sol (tambièn con su etiqueta blanca) y un pedacito de algodòn por si en el camino me duele un poquito el corazòn (En estos viajes largos nadie està a salvo de los recuerdos nostàlgicos, ni de las ausencias que no se aguantan).
Con la mochila a cuestas decido viajar para encontrar mi verdadero destino, convertir a cada hermosa montaña en mi màs bella musa inspiradora, para teñir mi aura con la claridad de los valles...
En verdad, decido viajar para encontrar el lugar en donde ser feliz no sea una utopìa, donde soñar despierta no sea un pecado, y donde no existan edificios que me impidan ver las estrellas...
Quizà en ese lugar pueda embriagarme con una luna de miel y colmarme con la pureza del viento sin intoxicarme con el humo de los automòviles ni con el color gris de la ciudad.

Un caminante me ha contado que en ese lugar, las mariposas son màs hermosas que lo habitual y que en sus alas esconden las làgrimas de los niños. Me ha dicho tambièn que entre el polvo de las montañas, los duendes entierran las penas de los habitantes y que cuando sale el sol se convierten en semillas de libertad...
Me lo ha dicho un àngel, una dama, un vagabundo, me lo ha dicho un hippie, una flor, una rama, una nube, me lo dicen tus ojos cuando los miro, me lo dice tu piel, me lo dice el rocìo, me lo dice mi pena... Pero yo quiero sentirlo.

2 de diciembre de 2008
-Marìa Belèn-

viernes, agosto 03, 2007

Una siempre viva herida que me grita la perpetua condolencia de tus ojos y me enseña a prueba de fuego que olvidar es tan difìcil como salir ileso de las garras del amor.
Esta vez no deseo perfeccionar el soliloquio desesperado de una pena sino que apuesto una vez màs al soplido del viento. Una màs, otra màs.
Me sujeto a los besos que me regalan y a las àgatas y amatistas del cielo para cumplir mi promesa... no es fàcil ¿Sabès?, el sol aùn quema mi piel, las mariposas vuelan sobre mì... y yo, debo cerrar los ojos para no enceguecer.
Reconocer que estamos vencidos es una forma de no dejarnos vencer y de no crear falsas esperanzas a un corazòn emparchado que no quiere golpear su cabeza con la pared una vez màs...


"Dar amistad a quien da amor es dar pan a quien tiene sed"


- Marìa Belèn -

jueves, julio 26, 2007


Me han dicho que con cada làgrima, un àngel muere de pena

y a mi me gustan los àngeles ¿sabès?.

Serà por eso que no voy a llorar màs, al fin yo soy una mariposa que busca el sol y estira sus alas para poder volar.

Quise que fueras tù el viento que juguetee con mi cabello, pero fue imposible...

asì que hoy vuelvo a volar... porque soy Amelie, la mariposa....




lunes, julio 23, 2007

Muerto el corazòn en las sàbanas arranco la nostalgia con mis dedos: este pegote de recuerdos me hace mal.
Una daga en el pecho anidò y retuerce su estiercol entre mi energìa.
La sangre de mis palabras heridas empapan de melancolìa este tango que me acompaña.
Ni vos Zorzal podès sonrojarme hoy con tus arrabales, mis mates mueren de dolor... y mientras tanto, mi garganta desata su nudo solo para escupir esta poesìa.
Hoy no es Amelie quièn llora, soy Belèn y esta es mi pena... tiro el traje y la careta, ya no puedo màs luchar.
El maquillaje ya no pinta sonrisas.. mi alma llora y nadie la escucha.
¿Quièn ha dicho que rìo todo el tiempo...Que en mi cielo siempre hay soles?
Sonrìo. Sonrìo. Sonrìo. No te veas vencida. No te dejes vencer.
Basta.
¡Sonrìe!. ¡Sonrìe!. ¡Sonrìe!.¡Que tu pena no se note! ¡Que te vean feliz!
¡¡BASTA!! necesito desaparecer.
Tu amor y mi pena: Los inseparables... Lo tengo que entender.
Delante de mis ojos la edad de la noche crece y el dolor se instala con su puerta eterna.
Serà que cuando lloro, le pido piedad al cielo que me la niega con brutalidad.
Mi cuerpo aùn està sano... sobrevive.
Màs golpes...sobrevive.
Cae sobre mì el telòn de tu acto, y con èl tus palabras. y mi cuerpo Muere.
Niego hasta la mismìsima verdad... y no me dejo vencer por ella... pero no niego tus palabras.
Las ojeras ciegas que me pinta la madrugada se rìen de la tristeza de mi poema... es que los puntos sangran con delicadeza y las metàforas son oscuras por naturaleza.

Suena un tango, mi favorito. Envuelvo mi herida con su boca.


Necesito desaparecer.


Necesito desaparecer.


Soy dueña de mi sombra y la uso de sombrero. Locas las palabras que te dedico. Loco el dolor que siento. Loco cacho castaña que me robò el corazòn y loca tu ausencia.

Jamàs va a quererte como yo.
Deseo que seas feliz.

Y muero en estas letras. Y me sangran los dedos. y me lloran las manos. Pero no volverè a nombrarte... te llamarè en silencio... para no despertarte.
El olvido està lejos y no quiero caminar.

¿Què son estas palabras?
es mi pozo que me acosa en las penumbras de la ausencia.

¿Què es esta luna sin sombra?
Es el reflejo de mi idiotez.

¿Quièn es èl?
Mi prosa.

¿Quièn es ella?
Mi espina.

¿Quièn soy yo?
el tango que retumba en el silencio de la noche.


Desaparecer.
Desaparecer.
Desaparecer.

Que el cielo no me censure, no me grite...
¡No me olvide!


Lo amo.
Lo hago morir en mi hoguera.
Se niega.
Lo vuelvo a amar.
Lo intento borrar con mi pluma...
y aparece en mi pròxima poesìa.
Lo amo.


Desaparecer.
Desaparecer.

Cuanto extraño a mi unicornio... Màs murièndome estoy en su ausencia...



"Mi unicornio azul ayer se me perdió, y puede parecer acaso una obsesión, pero no tengo más que un unicornio azul y aunque tuviera dos yo solo quiero aquel "

domingo, julio 22, 2007

¡Bendita la condena que me gritan tus ojos! - Te abrazo con los silencios de mi risa que se aferra a tu voz- Bendita esta soledad que me hace trizas ¡y tu ausencia que me arranca el alma del cuerpo!- Te huelo en los rincones invadidos por el alba y sonrìo. sonrìo. sonrìo - Bendita la valentìa de esperarte arrancando con la yema de mis dedos, el empaste pegajoso de mis recuerdos - Los leo, los dibujo, los escondo-Benditas tus palabras que enmarañan mis sentidos, tu consciencia ¡Y tambièn tu inconsciencia! - El viento me susurra tu nombre una y otra vez- ¡Bendita la locura de mis pasos, benditos mis poemas que me narran tu presencia!- Me pierdo en mi agonìa- ¡Bendito este amor que me enloquece! - tu ausencia tu ausencia tu ausencia, mi pena - Bendita la calma de tu mar - te amo- Bendita la esperanza de mi cielo- te amo- bendita mi ilusiòn - te amo- Bendito tù y bendita yo- y maldita esta pera que me desequilibra. te amo.

sábado, julio 21, 2007

Amelie tiene una pena que no la deja respirar.

Lo extraña. Lo necesita. Lo busca. Lo ama.

Lee una y otra vez sus poemas para poder encontrarlo.

Es efìmero ese momento: ella lo descubre entre sus metàforas y èl la mira, le sonrìe.

Se acercan hasta que sus narices se rìen de la proximidad.

Se susurran, pero no logran oirse.

Se abrazan, pero sus brazos permanecen inmòviles.

Y ese reloj detiene su marcha: Los mira, y agacha la cabeza.



Amelie tiene una pena que la hace llorar.

Sigue frente a èl... De pronto, un deseo loco de cantar la invade... y canta... pero sus rimas son tristes melodìas y entre las estrofas se cuela un hilito de voz.

Desea reìr, pero sus labios se niegan... serà que ellos tambièn lo extrañan.



Èl, el cielo, la observa sin comprenderla y la deja hablar... y llorar, pero voltea su rostro y huye. Quizàs a su refugio..Quizàs a su papel.

Y ella se queda inmòvil... contemplando el polvo de aquel espejismo que se esfumò frente a sus ojos.

¡Grita su nombre una y otra vez! y corre con la prisa del viento...



Està triste Amelie.

Lo siente y llora, y eso que ayer reìa...

Las palabras que el cielo escribe crean mundos pero tambièn los destruyen.

Y ese palacio de prìncipes y princesas se desmoronò con la claridad del alba.

Sus làgrimas derriten la arena que coronaban sus paredes, y reducen a trizas las letras de este autor.

Esta muchacha ahoga en silencio esta pena de amor, y busca en los cuentos un final feliz.

Amelie es presa de un error que la lleva a esta agonìa diaria, en la que no se distingue el dìa y la noche y en su ventana no ha parado de llover...