miércoles, noviembre 14, 2007

En la distancia pensarè en tì y recordarè los sueños que de niños escondimos bajo las piedras. Oirè tu voz en el eco de las montañas, beberè el agua de un lago y tendrà el sabor de tus làgrimas y en la savia de los àrboles encontrarè la sangre ferviente que cae sobre tu piel... tal vez, el dìa en que la rutina asesine al poeta.
Mañana, aunque duela, estaremos lejos. Un cielo estrellado nos separarà y un rìo profundo velarà por la lejanìa de mis penas.
Nuestras miradas fueron cristalinas y supieron desenmascarar a la realidad. Vivimos la alegrìa de los sueños y fuimos capaces de sonreìr aùn en las tardes de lluvia. Pero el hombre es cobarde, y ni tu ni yo, fuimos la excepciòn. Tal vez por eso te recordarè y en mi puño esconderè la espina que arranquè de tu pecho y que con rabia clave luego en el mìo, hasta sentirme desangrar en la ùltima estrofa.
Te escribirè (como ahora, como siempre) hasta que me sorprenda la luna, puesto que mis palabras te haràn inmortal, y arrastraràn tu recuerdo a la luz, para que no se sumerja en el manto del olvido. Te regalarè (aunque a la distancia) mis poemas, tal vez en ese instante mires una estrella y me recuerdes... hasta quizà sonrìas, y asì.. y solo asì, serè feliz.
Y si mañana estamos lejos, tan lejos que no oìr nuestra respiraciòn, tan lejos que no percibimos el estruendo de nuestra carcajada... serà porque hoy, nuestra ruta alejo sus senderos y vada uno se echò a volar. Mis pasos no se enlazan con los tuyos y mi pluma no tiñe su cuerpo en tu tintero, sin embargo estàs presente, tan presente como el aire. Porque asì tiene que ser, asì tuvo que ser desde un principio... aunque cueste. No nacimos para estar lejos, ni para estar callados. El amor es superfluo... hoy està, pero mañana volarà... pero màs allà del amor, existe la conexiòn y eso no debe perderse.
Tal vez en la vida anterior fuiste flor, y seguramente yo fui planta... o tal vez fuiste estrella de mar, y yo agua salada... La naturaleza dispone sus componentes en grata armonìa. Jamàs me atreverìa a romperlo. Porque asì tiene que ser, asì tuvo que ser desde un principio.



-Marìa Belèn-

2 comentarios:

Veronika dijo...

Que belleza de carta mi muchachita!

Te entiendo perfectamente... Con el amor nos basta!

Un abrazo

Maria Cristina dijo...

Cata querida amiga espero que estes bien , me alegra que tu tenga ese nuevo llok porque da frecura y la sensacion de estar en tu jardin, solo muchos abrazos y siempre me tienes aqui, besos