sábado, diciembre 22, 2007





Como el agua que se escurre hacia el infinito, debajo de una grieta ahuecada desaparecen las cenizas de un viejo amor...

Se esparcen entre los deseos incontenibles de volver atràs y su vez, de adelantar los relojes de la nostalgia miles de años hacia un futuro verde; oscuro tal vez... (verde oliva, aceituna, pero nunca... y oiganme bien ¡¡NUNCA!! militar).

Hoy mis manos no intentan tapar el hoyo, màs aùn... dejan de que el agua fluya y se escape. Dejan que las gotas salpiquen los ojos... salpiquen y caigan por el rostro y asì, solo asì sentirse làgrimas.

Mis dedos cazan mariposas, y se distraen... mis uñas capturan el aire y el polvo màgico del presente. Y aùn asì el agua se va... porque no se puede evitar.

2 comentarios:

Danila dijo...

Que hermoso es eso que escribiste,
ya te dije, las palabras que usas, como las conjugas, creas un clima perfecto cuando al leer cada oración voy imgainando todo lo que solo esta escrito, estático.
En fin... no puedo agregar nada más a ese texto tan lindo.
Pero sí puedo desearte una feliz navidad,(porque no estoy para navidad asique te la deseo ahora) aunque para mí perdió su encanto desde que me entere que el señor gordito vestido de rojo era puro bla bla... pero es una fecha linda, que se yo, espero que la pases bien Belu.

Un besito grande!

Maria Cristina dijo...

Cuando recibas este comentario, cierra los ojos e imagina los momentos más felices de tu vida; eso es lo que deseo para ti, un año lleno de felicidad