domingo, abril 08, 2007

Y es extraño que hoy vuelva a escribir con un nudo en la garganta.
Las palabras no quieren salir, y se atoran en el corazòn y de tanta fuerza que hacen por escapar... caen mis làgrimas y comienzo a llorar...
La situaciòn me lastima, quiebra mi sentido y lo pisotea y no encuentro la respuesta a esto que creo un gran mal. Por primera vez...no creo poder soportar que esos labios no sean solo mìos, y que ella haya muerto y renacido en sus ojos antes de mi amanecer.
Me sumerjo en un tango triste, y dejo que mis penas salgan al compàs del pincel, que en cada pasada borra la silueta de mi nostalgia, pero dibuja la suya.
Mis actos no tienen relaciòn con mi pobre razòn que yace tendida de la ventana por tanto amor frustrado.
El tiempo se mezcla con la incertidumbre, y cada minuto que se esfuma es una làgrima màs que se desliza por mi piel. Me queda mirar el cielo y esperar que en los silencios repitas mi nombre, y vengas a buscar aquel beso que aguarda tus labios, casi como al mismìsimo cielo.

4 comentarios:

Sergio Felipe Mattano dijo...

Simplemante dejarte un saludo, decirte que es muybella la forma en que has escrito esro y confesar la empatía con esa angustia enredada en la garganta, ese grito que desde el silencio, desgarra; por estos días cierto suceso muy conocido me ha devuelto las lágrimas a estos ojos que ya eran cristales que nada conmovian...
parece menira ver rodar una esféra saitrosa por esta mejilla hasta acunarse enre a barba... seguiré reclamando justicias, cantand sueos, luchando por e hombree libre, no por que lo crea, sino porque lo siento en lo más profundo de mi alma.
(esta vez tus palabras fueron alas de mi alma... thanks)

Suyo, S.M.

palabras con ningun sentido dijo...

Mi pequeña, gran mujer, mis palabras esperan llegar hasta tu corazón como una caricia.
Vuelvo una vez a asombrarme de la increíble, rotunda madurez de tus palabras. pese a los tiempos que me llevan por caminos muchas veces alejados y que solo me permiten (y aún a veces ni eso) escribir te guardo siempre en mi corazón.
Un beso grande

Carlos dijo...

...mirar al cielo escuchando un tango, el mejor homenaje a una nostalgia.

Vengo primera vez, me gusta como escribes...

Saludos

Veronika dijo...

Muchachita... a veces no debemos dejar que "las situaciones" nos lastimen si no que nos obliguen a cambiarlas, de la mejor manera y con un único y gran amor, como el que se que tu tienes y eres...

Un abrazo desde mi alma