martes, mayo 08, 2007

un peter pan de carne y hueso...

Sus ojos cual inmensos manantiales de sencillez irradiaban destellos de esperanza.

Sus palabras claras como el cielo en verano eran la tiza màs potente para quienes de èl aprendìan dìa tras dìa...

Darle todo a la nada. Dejar todo por los que nada tienen.

No aceptò las contradiciones de la iglesia, y se negò a hacer los votos de obediencia. Èl querìa pasar màs tiempo con los marginados por la sociedad, los que yacìan bajo el manto del olvido. Ante estas ganas incontenibles, la iglesia respondìa que aùn èl no estaba preparado, que tan solo debìa hacer campamentos y actividades cortas.

Pero se negò una y otra vez. Apretò los dientes, y tras un càlido abrazo a su familia, tomò su bolso y se fue a vivir a la villa donde trabajaba en Rosario.. Decidiò vivir entre ellos, entre los vulnerables. Optò vivir entre la miseria y el abandono, pateando calles oscuras y frìas, escuchando los gritos desgarradores del hambre sin hacerle oìdos sordos.

Pero en diciembre del 2001 muriò. Lohicieron morir, lo mataron, lo asesinaron. Sus ùltimas palabras fueron:

" NO TIREN HIJOS DE PUTA, QUE ACÀ HAY PIBES COMIENDO", lo gritò desde el techo del comedor donde estaba haciendo trabajo comunitario. Gritò porque estaba harto de que la policia REPRESORA le disparara a mujeres y niños, se subiò y gritò. Gritò con furia, desde lo màs profundo de su alma.

Se llevaron a un angel, dejando la impunidad como consuelo. Porque acà todo es igual, matar por matar. morir por ser bueno.


¡POCHO LEPRATTI PRESENTE SIEMPRE!




EL ANGEL DE LA BICICLETA- LEÒN GIECO

Cambiamos ojos por cielo

Sus palabras tan dulces, tan claras

Cambiamos por truenos

Sacamos cuerpo, pusimos alas

Y ahora vemos una bicicleta alada que viaja

Por las esquinas del barrio, por calles

Por las paredes de baños y cárceles¡bajen las armas

Que aquí solo hay pibes comiendo!

Cambiamos fe por lágrimas

Con qué libro se educó esta bestia

Con saña y sin almaDejamos ir a un ángel

Y nos queda esta mierda

Que nos mata sin importarle

De dónde venimos, qué hacemos, qué pensamos

Si somos obreros, curas o médicos¡bajen las armas

Que aquí solo hay pibes comiendo!

Cambiamos buenas por malas

Y al ángel de la bicicleta lo hicimos de lata

Felicidad por llanto

Ni la vida ni la muerte se rinden

Con sus cunas y sus cruces

Voy a cubrir tu lucha más que con flores

Voy a cuidar de tu bondad más que con plegarias¡bajen las armas

Que aquí solo hay pibes comiendo!

Cambiamos ojos por cielo

Sus palabras tan dulces, tan claras

Cambiamos por truenosSacamos cuerpo, pusimos alas

Y ahora vemos una bicicleta alada que viaja

Por las esquinas del barrio, por calles

Por las paredes de baños y cárceles¡bajen las armas

Que aquí solo hay pibes comiendo!





1 comentario:

Maria Cristina dijo...

Dios Mio la verdad que post mas desgarrador, es muy contradictorio como se mueve el gobierno o ciertos grupos, no ven mas alal de sus ojos y su poder, que ne paz descanse y que su lucha siga siguiendo por otros...