lunes, febrero 04, 2008

Màs allà de este rìo, la calma embiste a las bestias con sus propios colmillos.
Màs allà de esta luna, la furia yace sobre las rocas confundièndose con moho de estaciòn y fusionàndose con el rencor y la apatìa de quienes la sienten.
Màs allà de este cielo, las risas dejan de ser plàsticas, y el simple hecho de ver salir el sol es motivo de dichosa celebraciòn.
Existen lugares donde aùn se acostumbra a luchar, a pelear por el pan dìa a dìa, a aprovechar las oportunidades sin dejarse vencer por la desazòn.
Existe un sitio al que pronte llegarè... con mi mochila, mi cuaderno y mis pinceles... con mis òleos, mis costumbres y mis mariposas. Un sitio que anhelo con vehemencia y clara pasiòn.
Un extraño porvenir me espera, una sombra sin sentido llevo conmigo... como un fantasma arraigado a su pena.
Un extraño porvenir alimenta una dulce ilusiòn.
Una silueta desprolija le canta a mi silencio, a mi bella soledad... y acompaña sus coplas con una suave guitarra.
¿Què màs? Ha de ser un sueño la distancia y esta extraña necesidad de dejar todo atràs...
Amanecer entre el susurro de un pàjaro que canta a lo lejos y los besos de mi tierra que jamàs he de dejar.




2 comentarios:

Maria Cristina dijo...

amiga querida que bello post de veras que sos la mujer mas tiernis de la blogosfera, ya estoy aqui, perdon por la demora y yo tambien extrañe arto, muchso abrazos y por aqui me tendras

Maria Cristina dijo...

cata querida espero que tengas un gran inicio de semana, muchos abrazos