lunes, agosto 27, 2007




Còmo va a doler tener que acostumbrarme a no escuchar tu llamado en la mañana y a no sentir tus caricias entre los pliegues de la luna. Tan dependiente vos de mì y tan absurda mi existencia sin tus latidos...


Durante años supimos acomodar nuestras penas dàndonos el calor necesario para no morir de frìo.


Cuando la noche caìa sobre mis hombros y el dolor empezaba a convertirse en làgrima, podìa sentir tu respiraciòn sobre mi pecho y no podìa evitar sonreìr.


Eras tan pequeña que te perdìas entre los pliegues de las sàbanas.


Fuiste el aire que soplò por mì cuando el viento estaba espeso; la mueca que le faltò a mi rostro; la làgrima dulce al llorar; fuiste el sonido de mi risa, enana... fuiste lo màs hermoso.


Imposible serà olvidarme de tus patitas pequeñas haciendo un sonido delicado en las baldosas; le temìas a la inmensidad de los humanos.


Te escondìas pero no dejaba de observarte pues conocìa de antemano tus movimientos.


Todas las tardes me recibìas al llegar, a los gritos...


Todas las mañanas esperabas anciosa que nos despertemos para que te llevemos la lechuga matutina....


y ahora no puedo dejar de llorar... tan calma tu mirada, tan vacìa me hacès sentir...


Un hueco enorme lleva tu nombre y esta herida no cerrarà jamàs.


Eras tan sincera, tan hermosa, tan puro era tu cariño que no puedo creer que te vayas asì, con un adiòs que trastabilla con mis ganas de retenerte dejàndome el sabor màs amargo en los labios.


Hasta el sol que posa en mi ventana me lastima en tu ausencia y no sè como podrè seguir caminando...

Tal vez haya gente que no lo comprenda, pero el amor de los animles es el màs transparente pues no conocen la mentira, ni el engaño... y ella fue la luz que me alumbrò los pasos cuando todo oscureciò, fue la mejor companìa en silencio, la caricia justa... la màs fiel a mis cuidados...

ella fue lo màs lindo del amor....



NADIE ES CAPAZ DE MATARTE EN MI ALMA.




-Marìa belèn-

1 comentario:

Pablo dijo...

A todos alguna vez nos va a tocar descansar...
Tu sentimiento es muy genuino tuyo,se fue con un homenaje precioso, a dormir en lugares donde no se prende nunca la luz.

Beso grande, Pabli