martes, agosto 07, 2007

Hace unos dìas, en un negocio de libros usados me topè con un escrito de Eduardo Anguita: "Cartoneros, recuperadores de desechos y causas perdidas". A causa de su bajo precio por no ser a estrenar, me di permiso a sumergirme en el gran mercado de los consumidores.

El libro en cuestiòn, cuenta las historias de vida de Sara, Daniel y Carlos, tres personas que subsisten gracias a los cartones, papeles, latas y botellas que recolectaban de los canastos de basura. Pero lo que me llamò poderosamente la atenciòn fue que ambos relatos coincidìan en cierto punto: La eterna lucha con la policìa. Lamentablemente los argentinos debemos convivir con estos seres que abusan de su uniforme y en vez de preservar nuestro bienestar, nos asesinan. La policìa es UN ENTE CON LICENCIA PARA MATAR.


Los cartoneros necesitan salir a la calle para poder comer, para alimentar a sus familias... salen a buscar el pan que el gobierno les niega... y la policìa, que deberìa cuidarlos tambièn porque son ciudadanos, los persigue, los reprime y les quita el carrito con sus hallazgos. Ellos salen a buscar su propia fuente de trabajo, su ùnico ingreso.. su plato de comida.


¿y nosotros, donde estàbamos que no vimos cuando la policìa le pegaba a esa mujer cartonera? Seguramente calentitos en casa, porque nos da miedo la gente pobre... y cerramos la puerta... no vaya a ser cosa que nos roben.

NOS DA MIEDO LA GENTE POBRE, Y NOS DA MIEDO LA POBREZA. y cerramos los ojos, y cerramos la puerta... Pero la pobreza està.. y se ve, y se siente y se huele... y los nenes que se mueren de hambre estàn y los vemos, porque nos piden comida... pero cerramos los ojos...(y la puerta). No nos damos cuenta que nadie està a salvo del hambre, que hoy estamos acà, frente a una computadora, con la estufa y comiendo galletitas... pero el dìa de mañana podemos estar entre cuatro chapas, tratando de sobrevivir...

LA POLICÌA ME PERSIGUE POR SER POBRE Y LA SOCIEDAD ME DEJA MORIR.


¿Saben? los cartoneros tienen que pagar un boleto mensual de alrededor de $20 para poder viajar en el tren blanco (sin ventanas) y pueden viajar con las siguientes condiciones:

♠ Despejan ràpidamente la estaciòn para no molestar a los pasajeros del tren amarillo.

♠ No utilizan los baños.

Ahora, yo me pregunto... ¿Para no molestas a los pasajeros? ¿a caso ellos no son pasajeros tambièn?. Ni el ganado viaja asì.


Ojalà algùn dìa podamos abrir los ojos, y vivir realmente como hermanos.

-Marìa Belèn-

1 comentario:

Wet Biscuit McGlee dijo...

Paseando por los blogs llege a aca.
Exelente trabajo, y si, tenes muchisima razon.
Mas alla de que sean personas (algo que mucha gente no se da cuenta) tambien ayudan a lo que seria la ecologia. Todo ese carton que juntan se recicla y se hace mas carton.
Ser cartonero ES un laburo. Paga poco, es peligroso y cansador pero un laburo en si.

Felicidades por su blog.