martes, diciembre 05, 2006


... ¡ veo tanto a través de tus ojos ! que no puedo evitar sentirte parte de mí.
Sé que todos formamos parte de un circo que permanece en una realidad tan abstracta como la irrealidad, pero los piolines que sujetan nuestro destino están especialmente enlazados.
No importa el camino que decidamos recorrer, ni la distancia, porque al fin y al cabo, sabemos que nos vamos a encontrar. Como aquel día, que la lluvia nos sorprendió frente al río, hablando de tantas cosas... con tanto entusiasmo.. que siquiera sentimos sus gotas mojarnos la piel. Desde ese entonces, la lluvia ya no suena triste, ni huele a soledad.
¡Siempre, estás presente!, porque formás parte de mí, y tus palabras han marcado un fino rasgo en mi piel, que hacen que te recuerde siempre, a pesar del agua que corrió bajo el puente y del polvo que se acumuló en ese estante vacío, el de tu mariposa.
Yo no le temo al tiempo. Porque sé que cuando el cariño es tan puro y sincero, no sirve de nada!.

1 comentario:

Pablo dijo...

...Si pasan los años nuestras manos pareceran gastadas, nuestros ojos desviados a un punto separado de una realidad diferente, todo parecera estatico, mientras la lejania, en nuestras venas, marco rutas de encuentro hacia un determinado punto inesperado...

Tu vida hoy es parte de mi rompecabezas, con sus piezas ocultas en rincones, con sus tallos que se desmoronan al azar..

En mis espaldas hace que no pueda verte, pero al sentir que los dias nos prepara constantemente me doy cuenta que las palabras no dejan nunca de viajar...

FIJATE EN ESE CORAZON SI TE FALTA UN PIEZA, EN RINCONES INEDITOS PUEDEN ESTAR..

TE QUIERO RUSA.

PABLI