sábado, diciembre 16, 2006


¡ Toma mi mano y confía,y aventurémonos a viajar en lo desconocido!... Dejémonos enceguecer por la luz de la inconciencia, y que nazcan de nosotros los pensamientos que olvidamos en rincones remotos de nuestro ser, quizá porque los creemos poco importantes, quizá porque nos averguencen, o tal vez, solo los olvidamos...
¡Dejemos que brillen bajo la luna con la libertad de un pájaro al volar! No censuremos los sentimientos...
porque sin ellos, seríamos tan solo un número que viene y va... ¡ Hagamos que las penas ardan bajo los brazos del sol !
¡ celebremos que podemos sentir y amar! Porque aunque muchas veces duele y sentimos que morimos, el amor nos llena de vida, y tiñe de color nuestras almas... Celebremos, celebremos juntos, y dichosos los ojos que se deslumbren ante tanta alegría...

1 comentario:

Pablo dijo...

Cerramos los ojos, pisamos despacio,y viajamos a lo desconocido , donde lo mas precioso se encuentra en un sentimiento,,

rusa usted es mi inconciencia permanente cuando escribo y cuando leo sus palabras con tanta delicadeza..

la quiero mucho

pabli